RACISMO

Abogado negro arrestado después de filmar abordaje policial en el Sur de Brasil

Vídeos junto con contradicciones en los registros policiales indican persecución por parte de los agentes

Brasil de Fato | Curitiba (Paraná)

,
Denuncia fue transmitida en vivo por Facebook / Archivo/Renato Almeida Freitas Júnior

El abogado curitibano Renato Almeida Freitas Júnior acusa a policías militares de haber cometido racismo al haber sido abordado y arrestado en la tarde del domingo, 30 de julio, en el Barrio Alto da Gloria, en Curitiba, capital del estado de Paraná. Luego de haber sido registrado e injuriado por los policías, el abogado filma una conversación con los agentes. En el vídeo – transmitido en vivo por Facebook – el chico cuestiona que los policías los llamaron, a él y a su amigo David Eutachio, “basura” y dijeron que les gustaría verlo “bajo tierra”. Los policías trataron de borrar el material de celular, y prendieron a Renato alegando desacato. En las redes sociales, el joven denunció las agresiones y la selectividad del abordaje policial. 

El caso ocurrió cerca de las 16h30, en la región próxima al estadio Couto Pereira, en el momento en que el equipo Coritiba enfrentaba al Atlético Mineiro. Freitas cuenta que volvía de una conversación con un cliente, cuando él y su amigo David Eutachio fueron abordados y registrados por policías.

“Nos preguntaron muchas cosas y al final encima nos dijeron: 'Entonces pueden irse, basuras. Me dan asco'”, relata. El abogado dice que, en un primer momento, no  reaccionó, pero que mientras se alejaba percibió que estaba siendo víctima de racismo y que debía enfrentar la situación. Volvió para cuestionar las acciones de los policías, mientras transmitía la conversación en vivo. Cuando percibió que el policía le iba a quitar el celular, dejó de filmar.

Freitas estaba vestido con ropa para ir a un asado en seguida, y no llevaba su carné de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), cuando fue abordado. Los policías no creyeron que el chico – que obtuvo también una maestría en Derecho por la Universidad Federal de Paraná – fuese un abogado.

Una joven que pasaba por el lugar vio el abordaje y comenzó a filmar la acción. En seguida, reconoció a Renato. “[Los policías] estaban siendo muy violentos”, cuenta. En el vídeo, es posible ver el momento en que uno de los policías nota la presencia de la mujer y justifica: “Acaban de robar un celular, estos sinvergüenzas”. 

En el registro de la infracción, la policía alegó que el abordaje fue realizado después de una denuncia de robo de carros en la región, pero que el joven fue preso por desacato.

Freitas fue llevado a la Delegación Móvil de Atención al Fútbol y Eventos (DEMAFE), y fue liberado después de firmar una declaración en la que se compromete a acudir a una audiencia el día 25 de agosto. “Nadie quiso oír nuestra versión. E incluso hoy, aun no consigo tener voz”, evalúa.

El chico debe participar en una audiencia en el 13º Juzgado Especial Civil del Tribunal de Justicia de Paraná, el 25 de agosto próximo.

Nuevo episodio

Esa no fue la primera vez que el abogado fue abordado por policías. En agosto de 2016, durante el período electoral en que Renato fue candidato al cargo de concejal de Curitiba, el joven fue detenido mientras oía rap en el centro de la ciudad. Agentes de la Guardia Municipal lo detuvieron bajo alegación de desacato. En ese momento, Renato señaló que fue arrestado después de haber pedido acompañar una inspección del interior de su carro, y denunció agresiones e insultos por parte de los agentes.

No faltan otras historias parecidas en la vida del chico - son más de diez casos de abordajes: “Yo soy una persona que viene de la periferia. Ya viví esto otras veces”, relata. Y cada una de ellas revela el racismo presente en la acción. Como la vez en que, de un grupo de cinco personas, solo los tres hombres negros fueron registrados. “Es una muestra de lo que acontece en la quebrada”.

Otro caso de persecución por el color de la piel también ganó amplia repercusión recientemente en Curitiba. El día 13 de julio de este año, el abogado Juliano Trevisan también fue impedido de entrar en un bar por estar vistiendo camisa y corbata negras. Uno de los empleados del local alegó que el chico “parecía un guardia” y que iba a ser confundido en el interior del local.

Racismo institucional

Los datos del sistema carcelario brasileño señalan una gran disparidad entre blancos y negros: más del 60% de las personas presas en el país son negras, según datos del Levantamiento Nacional de Informaciones Penitenciarias, de 2014.

En Paraná, una investigación realizada por el Ministerio Público en el primer semestre de 2016 también llamó la atención hacia otro resultado: casi la mitad de las personas que mató la policía era negra, a pesar de que apenas 28% de los habitantes del estado son negros.

Edición: Ednubia Ghisi | Traducción: Pilar Troya