MOVILIZACIÓN

En marcha histórica, los sin tierra prometen hacer un "cerco popular" en Brasilia

Conozca como se organizará la marcha nacional que el MST realizará entre los días 10 y 15 de agosto

Leia em português | Read in English | Brasil de Fato, en São Paulo

,
La última gran marcha nacional realizada por el MST fue en 2005 / Archivo MST

Cerca de 5.000 campesinos de todas las regiones de Brasil participarán en la Marcha Nacional Lula Libre, organizada por el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST) y por la Vía Campesina (articulación mundial de movimientos campesinos). La movilización ocurrirá entre los días 10 y 15 de agosto. El punto final de la caminata será la ciudad de Brasilia. Además de luchar contra el encarcelamiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que está preso en Curitiba hace más de 100 días, los trabajadores marchan para llamar la atención de la población sobre las graves crisis, económica y política por las cuales atraviesa Brasil.

En total, serán cerca de 50 kilómetros de caminata, durante cuatro días. Los caminantes estarán divididos en tres columnas: un grupo partirá de la ciudad de Formosa (estado de Goiás en el centro del país), otros manifestantes saldrán de Luziânia (estado de Goiás) y un tercer grupo de manifestantes seguirá desde la ciudad de Engenho das Lages (en el Distrito Federal). Los caminantes llegarán al mismo tiempo a la capital federal. Cada columna contará con cerca de 1.500 Sin Tierra. Estarán presentes integrantes del MST de todos los estados en los cuales el movimiento está organizado (23 en total).

El día 10 de agosto los caminantes se concentrarán en los tres puntos de partida y tendrá lugar el acto de lanzamiento de la movilización que se une al Día del Basta (Día Nacional de Movilizaciones y Paralizaciones de las Centrales Sindicales). La caminata comienza, efectivamente, el 11 de agosto y las tres columnas deberán llegar a Brasilia el 14 de agosto. El 15 de agosto, en la capital brasileña, tendrá lugar una gran manifestación en apoyo a Lula. Ese será el último día para la inscripción de las candidaturas y el día en el cual, la del ex presidente será formalizada para participar en la disputa electoral de octubre.

A lo largo del recorrido, en cada ciudad en que la marcha se detenga habrá una programación con debates, capacitaciones, teatro e intervenciones de agitación y propaganda. La idea es promover la interacción entre las y los trabajadores que participan del acto y las poblaciones locales, ampliando el debate sobre la democracia y los problemas que enfrenta el país.

“La marcha tiene como objetivos inscribir la candidatura de Lula, exigir al Supremo Tribunal Federal (STF) la liberación del ex presidente, ya que está preso de forma injusta. Evidentemente que la marcha también va a denunciar toda la estructura del golpe [de 2016], corrupta, autoritaria, contra nuestra democracia, que fue hecha por el Poder Judiciario, por los medios … La idea es dialogar con la población, que ya está apoyando a Lula de forma masiva y, por tanto, hay condiciones para ganar las elecciones en primera vuelta. Por esta razón, es fundamental que Lula pueda participar en las elecciones”, explicó Gilmar Mauro, de la coordinación nacional del MST, durante entrevista à Radio Brasil de Fato, este jueves (9).

Historia

Organizar un gran volumen de personas en una manifestación de este tamaño es un desafío. Sin embargo, el movimiento ya posee una larga experiencia en esta cuestión. “En la marcha de 2005 contamos con 12 mil personas. Todo mundo alimentándose, sin ningún incidente y sin absolutamente ningún problema ni para nosotros ni para el conjunto de la sociedad. De la misma forma va a acontecer ahora”, recuerda Mauro.

La marcha nacional realizada por los Sin Tierra en 2005, como recuerda Gilmar Mauro, salió de la ciudad de Goiânia (estado de Goiás) y, durante dos semanas, los campesinos recorrerán cerca de 200 km hasta llegar a Brasilia.

En 1997, un año después de la Masacre de Eldorado dos Carajás, cuando 21 campesinos ligados al MST fueron asesinados por la Policía Militar en Pará, en Carajás, cerca de 1.300 Sin Tierra realizaron la Marcha Nacional por Empleo, Justicia y Reforma Agraria.

El objetivo era llegar en Brasilia el día 17 de abril, exactamente un año después de la masacre. Los campesinos partieron de tres puntos diferentes del país el día 17 de febrero de 1997 y, por dos meses, atravesaron a pie diversos municipios de Brasil.

Una de las columnas partió de la ciudad de São Paulo con 600 personas. Otra salió de Governador Valadares (estado de Minas Gerais) con 400 integrantes. Y la tercera columna partió de Rondonópolis (estado de Minas Gerais) con 300 personas. Cada columna recorrió cerca de 1.000 km.

El día 17 de abril, día de la llegada a Brasilia, cerca de 100 mil personas recibieron a los Sin Tierra en la capital federal demostrando solidaridad y simpatía por la lucha por Reforma Agraria. El episodio se conoce como "La Marcha de los 100.000".

Trece años después de la última gran marcha nacional realizada por el MST, Gilmar Mauro puntúa los elementos centrales que permearán la movilización actual. “El objetivo es hacer un cerco popular a Brasilia, y es muy importante que toda la militancia del movimiento sindical, militancia partidaria, militancia que no está en ningún tipo de organización pueda sumarse a este proceso de movilización. Nuestra evaluación es que la única forma en que podemos garantizar elecciones limpias, libres y con la participación del ex presidente Lula es si conseguimos hacer grandes movilizaciones populares".

Edición: Luiz Felipe Albuquerque | Traducción: Pilar Troya