Impeachment

Aguardando la decisión del Senado, el "Fuera Temer"gana la convocatoria en las calles

Grupos favorables y contrarios al impeachment realizaron protestas en la ciudad el domingo (31)

São Paulo

,
En São Paulo, el acto de la izquierda reunió 60 mil personas, según organizadores / Gisele Brito

La ciudad de São Paulo (SP) presenció dos manifestaciones políticas este domingo (31), semanas antes de la fecha prevista para la decisión final del Senado sobre el proceso de impeachment de la presidenta Dilma Rousseff. De un lado, grupos que defienden el desplazamiento de la petista se reunieron en la Avenida Paulista. Del otros, con un número mayor de participantes, los movimientos que componen el Frente Pueblo Sin Miedo se manifestaron en el Largo da Batata, zona oeste de la capital del estado de São Paulo.

Mientras la derecha pedía la confirmación del impeachment de Dilma, el Pueblo Sin Miedo, la salida de Michel Temer (PMDB).

Izquierda

Según el Frente Pueblo Sin Miedo, 60 mil personas estuvieron presentes durante la protesta. La Policia Militar no divulgó el numero de participantes estimativo. El motivo de la convocatoria fue “Fora Temer” y “El pueblo debe decidir”, en referencia a la idea de un plebiscito sobre la convocatoria a nuevas elecciones. Aunque la última propuesta haya sido revocada en mucho momentos, no era consenso entre los presentes en el acto.

Mauro Gonçalves, trabajador de la construcción, dijo que cree que la “elección no es suficiente”. Para él, “tienen que salir esos safados que están ahí, y que entre quien se preocupe con el pueblo”, dijo en referencia a la presidenta apartada.

Rosa Gusmões, profesora, dijo que cree que lo mejor serían nuevas elecciones, porque el pueblo podría elegir, y “lo mejor no sería Temer o el grupo de él”.

En la apertura de la protesta, Guilherme Bolos, coordinador nacional del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), declaró: “Vamos a tener que reinventar los caminos de la izquierda, caminando por ahí. El único paso posible ahora es con el pueblo, y ese paso sólo se consolida en la calle”.

Los manifestantes pretendian salir del Largo da Batata en dirección al escritorio de Temer, situado en la región. Pero fueron impedidos por policias fuertemente armados, por lo que la marcha fue direccionada par a la Plaza Panamericana, próxima a la residencia del presidente interino. Hacia el final del acto, se intentó quemar un muñeco de cartón de Temer. “Él es tan malo, que ni quiere quemar”, dijo chistosamente un manifestante frente a los intentos fallidos de incendiar el muñeco. Acto seguido, el muñeco fue pisoteado por los y las presentes durante el acto convocado por el Frente Pueblo Sin Mierdo.

Derecha

En la Paulista, los grupos favorables al impeachment realizaron la menor manifestación en las calles, desde que el processo fue abierto contra Dilma. Algunos manifestantes se reunieron en torno de los carros de sonido, dejando el abierto el camino para el transito de peatones que los domingos hacen uso de la avenida liberada para recreación. En otras ocaciones, toda la avenida - incluso los laterales de las calles  - estaba ocupada por protestantes. Esta vez, la foto fue otra.

Entre los carros de sonido, se destacaba el de Revoltados Online, del movimiento Vem Pra Rua y uno que pedía el retorno de los militares al gobierno, promovida por Unión Nacional Democrática y la Liga Cristiana Mundial, que también protestaba contra la “islamización” de Brasil.

“La dictadura fue buena porque fueron 20 años de tranquilidad, sin bandido, sin ladrón, sin desempleo. Corrupción, tenia una poquito, pero no igual a la de hoy”, afirmó uno de los manifestantes.

A pesar del fuerte discurso contra la corrupción en general, todos los discursos, carteles y pancartas, hacían referencia sólo a políticos del Partido de los Trabajadores, como excepción de algunos integrantes del Supremo Tribunal Federal y el presidente del Senado, Renan Calheiros (PMDB). Estuvieron presentes figuras representativas de la nueva derecha brasileña como Alexandre Frota, Eduardo Bollonado, Sara Winter, Marco Antônio Villa.

Ni los organizadores del evento, ni la Policia Militar informaron el número de participantes.