Golpe

Etapa final del impeachment: tensión entre legisladores marca el clima en el Senado

El rito durará hasta hasta el martes(30), para evitar el apartameinto de la presidenta son precisos 28 votos negativos

Brasilia

,
El lunes(29) Dilma participará de la sesión que preside por el ministro del Superior Tribunal Federal (STF) / Agencia Brasil

El proceso de  impeachment de la presidenta Dilma Rousseff entra en la recta final. Esta última etapa, que determinara el destino de la democracia brasileña, comenzó el jueves (25) marcada por fuertes disputas en el plenario y las declaraciones de los testigos de la acusación. Conducido por el ministro del Superior Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewandowski, esta previsto que el juicio concluya el el martes (30).

“Este es un proceso en que el rito es más importante que el contenido. En diversas oportunidades, los derechos de la defensa fueron atacados. La Constitución Federal da un plazo de hasta 180 dias, y nosotros lo estamos haciendo en 90 dias. Es un absurdo”, dijo la senadora Gleisi Hoffmann (PT-PR), que pidió a Lewandowski que los plazos previamente acordados no sean flexibilizados.

“Es preciso garatizar el derecho de defensa, siempre”, reiteró la legisladora del PT. El pedido realizado al magistrado hace referencia a la tentativa de los parlamentarios favorables a Temer de agilizar el fin del enjuiciamiento. Entre otras cosas, los gobiernistas han dicho que sería importante para el presidente interino la resolución del impeachment antes de la Cúpula de Líderes del G-20, que ocurrirá durante los dias 4 y 5 de septiembre en China. El presidente interino tiene previsto embarcar el miéroles (31).

Por la tarde, hubo una audiencia con el procurador del Ministerio Público junto al Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), Julio de Oliveira, que, entre otras cosas, respondió a preguntas relativas a cuestiones fiscales del gobierno de Dilma. Durante la audiencia, Lewandowski decidió reubicar al procurador en la sección como “informante”, y no más como “testigo” por la acusación. El abogado de la defensa, José Eduardo Cardozo, había pedido su suspensión, afirmando que Oliveira actuó en el proceso de análisis de as cuentas de Dilma y formuló las tesis de la denuncia.

Bastidores

El clima en el senado se asemeja al de una corrida eleitoral, y la diputada se intensifica conforme se aproxima la fecha de la votación,  el próximo martes (30). En un ejercicio de futurologia, parlamentarios gobiernistas y aliados - entre ellos y el senador Cassio Cunha Lima (PSDB-PB), el líder Democrata ( DEM) en la Cámara, Ronaldo Caido (GP), y el senador Raimundo Lira (PMDB-PB)-, dicen alcanzar los 59 votos, el mismo número que consagró la apertura del proceso en la primera votación ocurrida en el Senado, en mayo pasado.

“Trabajamos con un margen que puede llegar a 61, y no creemos en el cambio de voto de los senadores. También creo que pocos parlamentarios harán preguntas en las sesiones, en función del agotamiento del asunto”, proyectó Lira.

Sin embargo, el optimismo no ha sido un elemento exclusivo del discurso de los favorables del impeachment. Senadores petistas y aliados han dicho reiteradamente que aun acreditan en un cambio del juego. Habiendo sido contados 22 votos contrarios al impeachment, confían en una elasticidad que les permita llegar a los necesarios 28.

“La situación es difícil, no hay como negar, pero no tiramos la toalla. Los indicativos de las últimas votaciones mostraron que ellos tienen más de 50 y solamente el discurso de la presidenta el lunes puede ayudar a cambiar eso”, dijo Paulo Paim (PT-RS).

Más de diez legisladores no declararon su posicionamiento, entre ellos Elmano Férrer (PTB-PI), Otto Alencar (PSD-BA)y  el presidente de la Casa, Renan Calheiros (PMDB-AL), quien ha generado misterio en relación a su voto. En el primer turno, él se abstuvo. Ahora su voto es considerado estratégico para el su partido, teniendo en cuenta su histórico de rivalidad con su correligionario, Michel Temer.

En conversaciones con la prensa, Lindbergh Farias (PT-RJ) resaltó que el lunes (29) espera que los senadores hagan diversas preguntas a Dilma. “Nosotros tenemos en el plenario seis legisladores que son ex-ministros de ella y hoy están en la oposición, entonces, ellos conocen bien a la presidenta y saben que ella es honesta, conocen su conducta”, puntuó, haciendo referencia a los senadores Eduardo Braga (PMDB-AM/Minas e Energia), Edison Lobão (PMDB-MA/Minas e Energia), Garibaldi Alves (PMDB-RN/Previdência), Marta Suplicy (PMDB-SP/Cultura), Fernando Bezerra (PSB-PE/Integração Nacional) e Eduardo Lopes (PRB-RJ/Pesca). Outros três ex-ministros do governo do PT também integram o plenário do Senado, mas são contrários ao impedimento. São eles: Gleisi Hoffmann (PT-PR/Casa Civil), Kátia Abreu (PMDB-TO/Agricultura) e Armando Monteiro (PTB-PE/Desenvolvimento, Indústria e Comércio Exterior).

Blindaje a Temer

Durante las entrevistas en los bastidores del Congreso, el legislador Lindbergh Farias (PT-RJ) agregó que una eventual consagración del gobierno interino llevaría a lo que llamo de “blindaje” de Temer y del PMDB.

“Si él no asume de una vez la Presidencia de la República, va a conquistar la inmunidad procesal. Eso significa que él no podrá ser investigado por ningún acto precedente al mandato”, destacó el petista, citando dispositivos de la Constitución Federal de 1988.

“Sería un absurdo, porque muchas acusaciones pesan contra él, entre ellas la de recibir de forma ilegal R$ 10 millones de la [constructora] Odebrecht en 2014. Si votamos por el impeachment, además de estar apartando a una presidenta inocente, estaremos blindando al presidente interno de investigaciones importantísimas. Y más que eso: él es presidente del PMDB. Si se transforma en presidente de una ves, eso va a blindar a todo el partido”, alertó Lindbergh .

El representante por el PT también dirigió fuertes criticas contra Renan Calheiros, por la proximidad de este con Temer durante el rito del impeachment.

Continuidad

El lunes (29), será el turno de Dilma ser escuchada por los 81 senadores en la planaria de la Cámara. Para que ella sea absolvida, el PT y aliados precisan evitar que 54 parlamentarios voten favorablemente al impedimento. El numero corresponde a 2/3 del plenários.

Ocurrida a nueve meses del inicio del trámite en la Cámara Federal, y cuatro después de la llegada del proceso al Senado, esta fase final ha enervado los ánimos entre los senadores pro y contra el impeachment.

Esta es la segunda vez en la historia de Brasil que la casa legislativa juzga a un presidente de la República en un proceso de impedimento. Dilma es acusada de haber firmado, el año pasado, decretos de créditos suplementares sin autorización legislativa y también de prácticas de “pedaleadas fiscales”, referente a la transferencia del Tesoro Nacional al Plan Safra [programa de destinado a la financiamiento da agricultura].

La defensa de la presidenta ha reiterado que las imputaciones son “frágiles”y que las pruebas materiales, producidas inclusive por la pericia técnica del Senado, han provado la inocencia de Dilma delante de las acusaciones.



Traducción: Maria Julia Giménez