Privatización

La aprobación del PL que entrega el pré-sal “es el pago del golpe”, dicen petroleros

A pesar de intensas articulaciones, el proyecto de ley fue aprobado el miércoles (5) entre los diputados

Brasília (DF)

,
Legisladores oficialistas y de la oposición discuten en plenario durante la votación de la propuesta / Foto: Luís Macedo/Cámara de los Diputados

La Cámara de Diputados brasileña aprobó en la noche del miércoles (5) el Proyecto de Ley (PL) 4567/16, que retira de la petrolera pública, Petrobrás, la exclusividad de la operación de la explotación de los bloques del pré-sal. Después de varias semanas de pulsada entre el gobierno y la oposición, la mayoría de la Cámara aprobó la propuesta por 292 votos a favor y 101 en contra.

Para que la materia sea aprobada, el reglamento exige la mayoría simple de los diputados presentes en la plenaria. El resultado mostró que, aunque miembros de la oposición se hubiesen ausentado de la votación, el gobierno hubiese conseguido aprobar el PL.

En la evaluación de los legisladores de la oposición, el resultado refleja la configuración de fuerzas que se han ido delineando en el Congreso, con la aglutinación de exponentes neoliberales en torno de los proyectos oficialistas.

“[El presidente Michel] Temer hizo dos movimientos: primero, firmar todo aquello que el mercado quería implementar en términos de agenda; y, segundo, un movimiento volcado para políticas legislativas, en el sentido de distribuir todos los cargos de la República y todos los ministerios para garantizar esa mayoría que ellos tienen hoy en el Congreso Nacional. Además, esa mayoría ya es un grupo sensible a la agenda liberal del mercado, ahí esta el casamiento de las dos cosas, lo que les da el margen para aprobar ese tipo de medidas”, analizó el diputado Glauber Braga (PSOL-RJ).

La oposición al PL reúne también diputados de la Rede, del PCdoB, del PT, del PDT y algunos legisladores de otros partidos, de forma aislada.

Después de la votación, las entidades representantes de los petroleros lamentaron la aprobación del proyecto. “El es pago por el golpe, que fue articulado en común acuerdo con los intereses de los sectores empresariales y de los medios de comunicación, que nunca admiten que la explotación del pré-sal fuese prerrogativa del Estado brasileño”, dijo en nota la Federación Única de los Petroleros (FUP), que reúne 13 sindicatos de la categoría.

A lo largo de los últimos meses, los petroleros venían realizando un intenso combate al PL en el parlamento. El miércoles (5), después de intensas negociaciones con la presidencia de la Cámara, ellos consiguieron acceder a la galería de la plenaria para acompañar de cerca la votación. Durante la jornada, los trabajadores hicieron protestas y entonaron cánticos contra los legisladores que votaron por la aprobación del proyecto.

Articulaciones

Los debates en torno del PL 4567 continuaron en un clima de mucha tensión a lo largo de todo el día y en los bastidores de la Cámara. La sesión estaba inicialmente prevista para las 9:00 A.M., después de varias postergaciones, pero fue suspendida al comienzo y retornó al comenzar la tarde.

Mientras la bancada oficialista se articulaba para dar celeridad a la votación del PL, que figura en la cartilla de prioridades de Michel Temer, exponentes de la oposición intentaron prolongar la consulta en la plenaria, contando con el apoyo de diversos segmentos de la izquierda, que estuvieron dentro de la Cámara y alrededor del Congreso para protestar contra el proyecto.

Al final de la tarde y durante la noche, la oposición promovió cuestiones de orden y requerimientos en la tentativa de evitar la aprobación. “En esta disputa se trata de defender el patrimonio público y enfrentar el entreguismo de Serra”, dijo el líder del PSOL, Ivan Valente (SP), en referencia al actual Ministro de Relaciones Exteriores, José Serra (PSDB), autor del proyecto que fue votado en el Senado.

Los oficialistas sustentaron que la apertura del pré-sal para las empresas extranjeras sería una estrategia para mejorar los lucros de las empresas, que estaría inmersa en deudas. Los argumentos fueron fuertemente combatidos por la oposición.

“Abrir el pré-sal en un momento en que el barril de petróleo esta costando cerca de US$ 50 es recusar una empresa que significa muchas cosas para el país (…) Es una política que favorece empresas no brasileñas en detrimento de la riqueza del pueblo brasileño”, dijo la líder de la minoría, Jandira Feghali (PCdoB-RJ)

La diputada Erika Kokay (PT-DF) también se manifestó diversas veces en la plenaria, criticando a los oficialistas. “Ellos quieren entregar el pré-sal para pagar la cuenta con la Fiesp [Federación de Industrias del Estado de São Paulo] y con todos los entreguista que financiaron este golpe que estamos viviendo”, expresó la petista.

Gobierno

Para los aliados del presidente no electo Michel Temer (PMDB), la diferencia podría haber sido más expresiva. “El resultado fue bueno, mostró que tenemos una base unida, pero sabemos que podemos conseguir aún más. Es que hoy muchos legisladores avisaron que no podrían votar porque están vinculados en el segundo turno de las elecciones municipales en sus estados”, dijo el líder del gobierno en la Cámara, André Moura (PSC-SE).

Después de la votación, el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia (DEM-RJ), también resaltó el peso de la mayoría oficialista en la Cámara. “Gobierno es palco; oposición es platea. Hoy lo que ocurrió fue que el gobierno ganó, y la oposición quedó con la crítica”, declaró el demócrata, que venia apuntando al PL 4567 como una de las prioridades de la gestión.

Hacia el final de la sesión, Moura dijo a Brasil de Fato que no cree en posibles alteraciones en el proyecto cuando la plenaria vote los destaques del PL, la próxima semana.

Resistencia

Para la oposición, la lucha contra la propuestas precisa contar con gran participación social. “Nosotros vamos a continuar la batalla hasta el fin, pero sabemos que internamente, desde el punto de vista institucional, ellos tienen mayoría. Quien puede modificar ese juego es quien viene de las calles, para que los legisladores sientan lo mismo que parte de su electorado siente cuando se aprueba una medida tan dañina a Brasil, como esta”, remarcó Glauber Braga (PSOL-RJ).

En forma semejante, Paulo Pimenta (PT-RJ) opinó sobre la necesidad de fortalecer el discurso contrario a la materia. “A pesar de que ellos tienen mayoría, la votación mostró también que nosotros tenemos una bancada dispuesta a resistir a este tema; nuestro desafío es traducir a la población como estas propuestas interfieren en sus vidas”, apuntó el petista.

A lo largo del día, él y otros exponentes de los partidos de la oposición actuaron como interlocutores de los movimientos populares junto a la Cámara en relación al PL. “Nosotros dijimos, esta es una primera batalla. Tendremos muchas por delante, porque son las fracturas del golpe. Felicitamos a los trabajadores, y lo que tiene que quedar es justamente la marca de la resistencia”, dijo, en referencia al acto realizado por los petroleros en la galería de la plenaria durante la votación.

“Es una imagen que va a quedar para la historia”, finalizó Pimenta, comparando las articulaciones de los petroleros al movimiento de defensa de la Compañía Vale do Rio Doce, privatizada en 1997.

El Pré-sal

La capa pré-sal es la denominación de las reservas de hidrocarburos en rocas calcáreas situadas bajo un estrato de sal en aguas marinas ultraprofundas del litoral sudeste brasileño. Allí se han descubierto reservas de petróleo y gas de aproximadamente 40.000 millones de barriles y se estima que hay 176.000 millones no descubiertas, según cifras del Instituto Nacional de Aceite y Gas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro. Esta reserva equivale a cinco años del consumo mundial del recurso, con una ventaja extra: su costo de extracción es de US$ 8, muy por debajo del costo medio de la producción mundial.



Traducción: María Julia Giménez