Unidad

Frente Brasil Popular actualiza plataforma política y convoca jornadas para 2017

Plenaria nacional del frente ocurrió en Belo Horizonte, los días 7 y 8 de diciembre

Brasil de Fato | Belo Horizonte (MG)

,
Cerca de 300 delegados participaron en la actividad / Lidyane Ponciano

Durante los días 7 y 8, cerca de 300 líderes, de 100 organizaciones populares brasileñas, se reunieron para actualizar la línea política del Frente Brasil Popular (FBP). El encuentro, que homenajeó a Fidel Castro, ocurrió en Belo Horizonte y contó con la participación de un amplio espectro de sectores de la sociedad, como juventud, movimientos del campo, de la salud, sindicales, sectores religiosos. El evento se inserta en la construcción de unidad entre las fuerzas políticas contrarias al golpe en curso en el país.

La economía y la crisis política e institucional fueron los puntos principales de discusión, que produjeron, entre otros resultados, el consenso alrededor de defender “Directas Ya” para la presidencia. Manifestaciones ya están programadas para 2017.

En el análisis económico, el FBP alerta sobre una perspectiva de depresión económica en el país. Según el economista Marcio Pochmann, que participó de la plenaria, el país está en estado de recesión. Sin embargo, las medidas adoptadas por el gobierno no electo de Michel Temer apuntan hacia una destrucción de derechos y no hacia la recuperación del país, lo que llevaría a una depresión económica.

“Hoy la industria representa sólo el 8% del PIB. En pocos años, el estado de São Paulo, polo industrial del país, perdió 400 mil empleos y más de 150 mil deben desaparecer el año que viene. Eso no se llama más recesión, sino depresión”, explica el economista.

Resultados

En la plenaria nacional se actualizaron las banderas políticas y la plataforma de propuestas para salidas de la crisis. Dentro de la plataforma constan la lucha contra el golpe y contra el gobierno de Temer, y la elección directa de presidente de la República; en defensa de los derechos de los trabajadores en la educación, salud, laborales, de la Seguridad Social, de las mujeres, negros y LGBTs; en defensa de las libertades democráticas; la defensa de una reforma política; y de la soberanía del país, contra las privatizaciones y protección de los recursos naturales.

Para 2017, serán marcadas manifestaciones contra la Reforma de la Seguridad Social, contra la Propuesta de Enmienda Constitucional 55 y demás medidas de retirada de derechos de los trabajadores. En abril debe acontecer una jornada de protestas, reforzando el calendario de luchas del Abril Rojo, ya establecido por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Terra (MST).

A partir de enero el Frente propone una serie de ocupaciones de órganos municipales con la intención de presionarlos para que se posicionen contra la Reforma de la Seguridad Social. Fue reafirmada también la convocatoria de la II Conferencia del Frente Brasil Popular para el segundo semestre de 2017.

Carta de Belo Horizonte

Como la plenaria tuvo lugar en la capital minera, la síntesis del encuentro tuvo su nombre. La “Carta de Belo Horizonte” trae los principales asuntos tratados en esos días y las banderas políticas actualizadas.

Mire la Carta íntegra:

Carta de Belo Horizonte - Primera Plenaria Nacional del Frente Brasil Popular

Pasados seis meses del acto de violencia que consumó la destitución de la presidenta Dilma Rousseff y dio paso a un presidente sin voto, el país ve agravados todos los problemas económicos y sociales, y camina al caos y la convulsión,  están deteriorados, comenzando por el sector industrial, el más sensible a las crisis económicas, que, entre nosotros, ya transita de la recesión a la depresión.

El PIB se redujo en un 2,9%, en una secuencia de diez meses consecutivos de caída, y cerraremos el año con una retracción económica de 3,4%. La inversión cayó 29% y el BNDES redujo sus desembolsos en 35%. Ningún sector de la economía está respondiendo a los paliativos gubernamentales. Según la PNAD (Encuesta Nacional por muestra de Hogares, del IBGE), el desempleo en diciembre es de 12%, y tiende a continuar alto. Hoy están desempleadas 12 millones de personas y la industria paulista sumará 150 mil desempleados más en 2017.

Paralelamente, el gobierno apuesta por la desnacionalización de la economía e invierte de forma criminal en la desestructuración de la industria petrolera brasileña, uno de sus objetivos es la Petrobras, patrimonio de nuestra nacionalidad.

La federación se desmorona con la quiebra de estados y municipios, con todas sus consecuencias como el mayor deterioro de los servicios públicos, notablemente de salud, educación y seguridad pública, además del atraso de los salarios de sus servidores. Minas Gerais, Rio Grande de Sul y Río de Janeiro, tres de los estados más ricos de la federación, ya declararon ‘situación de calamidad financiera’.

En vez de enfrentar los problemas encontrados – resultado de siglos de depredación capitalista – el gobierno ilegítimo los profundiza y lleva el país a una grave crisis política, al punto mismo de la degradación institucional y de la quiebra administrativa. En medio de un estado de acefalía, está instalada una crisis de Poderes, que prenuncia el agotamiento del orden político fundado con la Constitución de 1988. Avanza un estado de excepción, antipopular, antinacional y antidemocrático, que restringe derechos de defensa, amenaza líderes políticos, dirigentes de movimientos populares y al presidente Lula. El proceso democrático, conquistado con tanta lucha por la resistencia popular a la dictadura militar, está amenazado. Nos corresponde prepararnos para la construcción del nuevo orden, democrático y popular.

Parte de nuestra lucha debe estar volcada para la formulación de un Proyecto de Brasil que se contraponga al cuadro actual, retomando el desarrollo, la distribución de la renta, el combate a las desigualdades sociales, la defensa de la economía nacional y la defensa de la democracia. Ese Proyecto de Brasil debe ser el resultado de un amplio debate en las bases sociales, de suerte que del mismo pueda participa el mayor número de brasileños.

Confiamos en la capacidad de lucha de la clase trabajadora brasileña, para, por medio de sus centrales sindicales, organizar la resistencia frente a los ataques a los derechos laborales y a la seguridad social, construyendo la huelga general.

Bajo cualquier hipótesis, la alternativa que se coloca frente al pueblo brasileño es su presencia en las calles. Fue la movilización popular la que en plena dictadura, conquistó la Amnistía; fue la presencia de nuestro pueblo en las calles la que construyó la campaña de las “Directas Ya” y aseguró la convocatoria de la Constituyente.

Solamente la unidad de las fuerzas progresistas y populares puede resistir los ataques a la democracia y al mismo tempo construir fuerza política para implementar un programa de desarrollo económico, social y político; solamente nuestra unidad puede enfrentar y derrotar al actual gobierno y a las fuerzas económicas reaccionarias que lo controlan. Solo el voto popular puede superar esta crisis político-institucional y apuntar hacia un nuevo orden político social en el interés de la Nación, del pueblo y de la democracia, viabilizando las reformas estructurales en el país.

El FBP evalúa, en un balance de sus actividades, que cumplió el papel a que se destinara en su creación, reuniendo reflexión y praxis, pero se destacó en su papel de aglutinación de las fuerzas de resistencia al golpe y ahora al gobierno Temer. Frente a los desafíos interpuestos por la coyuntura, el FPB invita a todos los brasileños a integrarse en el proceso de construcción de la II Conferencia Nacional a realizarse el próximo año.

Banderas Políticas: 

1) Contra el Golpe, Fuera Temer y Directas Ya; 

2) Ningún derecho menos:  

- En defensa del empleo, salud, educación, de los salarios;  

- En defensa de los derechos sociales (con protagonismo: LGBT, mujeres, negros y negras);  

- Contra: PEC 55, Reforma de la Seguridad Social y Tercerizaciones;  

3) En defensa de las libertades democráticas y contra el Estado de Excepción;  

- Derecho de Lula a ser candidato;

- Contra los abusos del Poder Judicial y del Ministerio Público; 

- Contra la criminalización de los movimientos y de la lucha popular; 

- Contra el genocidio de la juventud negra; 

- Contra el avance del conservadurismo;

4) Por una Reforma Política que amplíe la participación y la democracia popular y promover la Constituyente como un horizonte estratégico;

5)  Defensa de la soberanía;  

- Defensa de las estatales y bancos públicos, contra la privatizaciones;  

- Defensa de las riquezas nacionales en especial la tierra, petróleo, energía eléctrica, minerales, agua y biodiversidad;  

Belo Horizonte, 7 y 8 de diciembre de 2016.