Protesta

Movimientos del campo de Brasil repudian la reforma de las Pensiones

Organizaciones de trabajadores rurales afirman que lucharán contra las medidas de la reforma del gobierno Temer

Brasil de Fato I São Paulo

,
La reforma del Sistema de Seguridad Social traerá profundos cambios para los trabajadores rurales / MST/ Reproducción

En la última semana, movimientos y organizaciones campesinas lanzaron un manifiesto contra la Reforma de las Pensiones propuesta por el gabinete del gobierno no electo de Michel Temer (PMDB), que tramitando en el Congreso Nacional brasileño. En el texto, los movimientos marcan los cambios que afectarán directamente a la población campesina y afirman que se movilizarán, en todas las instancias, contra la aprobación de la medida.

“Quienes alimentan a Brasil, los agricultores y agricultoras que producen el 70% de la comida que va todos los días para las mesas del pueblo brasileño, están siendo atacados”, afirman. En el documento, los movimientos declaran la defensa de los actuales límites de edad establecidos para el acceso a los beneficios, y exigen que el gobierno presente, públicamente, las cuentas de la seguridad social que justifiquen la pretendida reforma.

En caso de ser aprobada en las instancias legislativas, la reforma provocaría profundos cambios para las trabajadoras y trabajadores rurales. Con ella, por ejemplo, desaparece la figura jurídica de asegurado especial consolidada en la Constitución Ciudadana de 1988 y que garantiza la jubilación de un salario mínimo para hombres a los 60 años y para las mujeres a los 55, cuando se comprueba la realización de trabajos agrícolas por al menos 15 años.

Las organizaciones campesinas también destacan que funcionarios militares, que también poseen un sistema de seguridad social diferenciado, continuarán manteniendo el beneficio de asegurados especiales.

La reforma del gobierno no electo de Temer tornaría obligatorio, para los agricultores y agricultoras familiares, campesinas y trabajadores rurales el ingreso en el sistema del INSS (Instituto Nacional de Seguro Social), para que accedan a la jubilación a los 65 años, con la comprobación de la contribución por 25 años. Y, en el caso de las trabajadoras rurales, las pensiones por viudez serán reducidas al 50% del salario mínimo y ya no podrán ser acumuladas a la jubilación.

Además, si la reforma es aprobada, provocará que los trabajadores rurales que no estén al día con la contribución mensual no tengan acceso al auxilio por enfermedad, jubilación por invalidez y licencia por maternidad. Los Beneficiarios de la Prestación Continuada – personas con más de 65 años que no tienen acceso a los beneficios y personas con deficiencias que reciben un salario mínimo –, tendrán elevada la edad a 70 años y el beneficio pasará a ser desvinculado del salario mínimo, disminuyendo el auxilio recibido por esas personas.

“Vamos a exigirle a todos los diputados y senadores que recibieron los votos de las familias agricultoras para que retiren el proyecto de ley que golpea duramente a quien alimenta al Brasil”, afirman los movimientos en el manifiesto.

Acceda al documento completo:

Manifiesto de los Movimientos del Campo contra la reforma de las Pensiones

El gobierno de Temer dirigió al Congreso Nacional la supuesta propuesta de Ley para la Reforma de las Pensiones en Brasil.

Los principales cambios que afectan a todos los trabajadores/as son el aumento de la edad mínima para jubilación a 65 años para hombres y mujeres, y el tiempo mínimo de servicio a 49 años de trabajo para tener acceso a la jubilación integral.

En relación a los agricultores/as familiares, campesinos/as y trabajadores/as rurales, los cambios propuestos son radicales y profundos:

1° - Extingue la figura jurídica del asegurado especial, sistema solidario/contributivo de Seguro Social, creada por el Gobierno Militar y consolidado con la Constitución de 1988, que garantiza una jubilación de un salario mínimo para los hombres, a los 60 años y para las mujeres a los 55 años, con la comprobación de prestación de actividades agrícolas por al menos 15 años. Sin embargo, los Militares y las Policías Militares que también poseen un sistema diferenciado, continuarán siendo asegurados especiales.

2°- Obliga a los agricultores/as familiares, campesinos/as y trabajadores/as rurales a ingresar en el sistema del INSS, con el pago mensual en dinero, para tener acceso a la jubilación a los 65 años, con la comprobación del pago del INSS por 25 años.

3° - Los Beneficios de la Prestación Continuada, que hoy es concedida a personas mayores pobres con más de 65 años que no tienen acceso a los beneficios del sistema de seguridad social, y para personas con discapacidad que reciben un salario mínimo mensual, por el Proyecto Golpista, aumenta a la edad a 70 años y lo desvincula del salario mínimo, reduciendo el importe para más de 4,5 millones de personas que hoy sobreviven con un mínimo de dignidad gracias a ese ingreso.

4° - Las pensiones por viudez serán reducidas al 50% del salario mínimo, y ya no podrán ser acumuladas con el beneficio de la jubilación.

5° - De ser aprobada la ley, los agricultores/as familiares, campesinos/as y asalariados rurales que no estén al día con la contribución mensual, no tendrán acceso al auxilio por enfermedad, jubilación por invalidez, ni licencia por maternidad.

Los impactos de esta reforma serán tremendos sobre todo en los municipios de economía de base local, donde pensiones y jubilaciones dan movimiento al comercio mensualmente. Entre los impactos señalamos:



  • Las consecuencias para el comercio local, el ingreso y la viabilidad económica de los pequeños y medianos municipios del interior de Brasil serán enormes, porque si la ley es aprobada, por diez años no habrá nuevos jubilados, lo que generará la disminución del ingreso en todas las actividades económicas de estos municipios.




  • Las consecuencias de estas medidas sólo pueden ser caracterizadas como crueles, irrespetuosas, perversas y violentas socialmente.




  • Los más violentados son los ancianos, las personas con discapacidad, enfermas y las mujeres.




  • Sobre todo cuando los privilegios de los militares son mantenidos, y el presidente y gran parte de sus ministros se jubilaron con 53 años con un salario superior a los R$ 15 mil [USD 4,45 mil] por mes.




  • Quien alimenta a Brasil, los agricultores y agricultoras que producen el 70% de la comida que llega todos los días a las mesas del pueblo brasileño, están siendo atacados.




  • Los capitalistas tomaron por asalto al Estado Brasileño, dieron un Golpe, y ahora están mostrando las garras y usando el control del Congreso Nacional, el Poder Judicial y a la Rede Globo [conglomerado de medios de comunicación] para explotar al máximo a los trabajadores.



Delante de esta situación, los Movimientos que firman el documento, afirman:



  • Rechazamos, repudiamos y vamos a combatir con todos nuestros medios y fuerzas de presión, a este proyecto perverso;




  • Defendemos la garantía Constitucional de la Legislación de Asegurado Especial y del Salario Mínimo como referencia para cualquier beneficio;




  • Defendemos los actuales límites de edad para el acceso a los beneficios;




  • Exigimos que el gobierno explique por qué no avanza sobre los intereses y en otros servicios del capital, en vez de quitar derechos de los más pobres, mujeres, personas con discapacidad, como salida para “resolver” las cuestiones de la seguridad social.



Nos movilizaremos y lucharemos en todo Brasil, con todos nuestros medios de presión y en todas las instancias contra la aprobación de esta ley y vamos a exigir a todos los diputados y senadores que recibieron los votos de las familias agricultoras para que rechacen el proyecto de ley que golpea duramente a quien alimenta al Brasil.

Belo Horizonte, 08 de diciembre del 2016.

Confederação Nacional dos trabalhadores/as na agricultura (CONTAG)

Confederação nacional dos agricultores familiares (CONTRAF)

Comissão pastoral da terra (CPT)

Comissão nacional de comunidades quilombolas (CONAQ)

Comissão indigenista missionário (CIMI)

Movimento camponês Popular (MCP)

Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra (MST)

Movimento dos atingidos por Barragens (MAB)

Movimento dos pequenos agricultores (MPA)

Movimento pela soberania popular sobre a mineração (MAM)

Pastoral da Juventude Rural (PJR)

Via Campesina Brasil

Edición: Camila Rodrigues da Silva