Argentina

Trabajadores argentinos marchan este lunes en pro de mejoras salariales

Los sindicalistas protestan al incremento del 17 por ciento en tres cuotas ofrecidas por President Macri.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Alimentaria (STIA) marcha hoy día en la ciudad de Buenos Aires.
El Sindicato de Trabajadores de la Industria Alimentaria (STIA) marcha hoy día en la ciudad de Buenos Aires. - Radio Rebelde

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Alimentaria (STIA) marcha durante este día hacia la sede de la cámara empresarial en la ciudad de Buenos Aires, para expresar su deseo de mejoras salariales. 

"Los trabajadores de Alimentación decimos ¡basta! No vamos a resignarnos a empobrecernos trabajando. Nuestro reclamo es justo, y expresa la urgencia de los que estamos quedando al margen de este modelo económico", sentenció el STIA en un comunicado.

Los sindicalistas repudian el incremento del 17 por ciento en tres cuotas (seis en mayo, seis en noviembre y cinco en febrero), decretadas por el gobierno de Mauricio Macri. Su exigencia es del 30 por ciento para compensar la pérdida de poder adquisitivo del salario, ante la inflación de doble dígito que mantiene la Argentina.

"Los trabajadores somos víctimas de una política económica que se basa en una transferencia de recursos de los que menos tienen a los sectores más acomodados de la sociedad", aseguraron.

Se decreta la emergencia alimentaria

Cientos de argentinos de la plataforma social Barrios de Pie protestaron en Buenos Aires en reclamo por la urgente declaración de la emergencia alimentaria a nivel nacional. Los manifestantes plantaron grandes cacerolas.

La demanda principal es por la malnutrición de los niños que asisten a los comedores escolares.

Según trascendió en medios locales, se instalaron alrededor de mil ollas populares.

En declaraciones a la agencia Télam, el secretario general del movimiento Barrios de Pie, Daniel Menéndez, apuntó que en la Argentina actual crecen los despidos y la pobreza y denunció que el 40 por ciento de los niños que asisten a comedores tiene bajo peso y riesgo de malnutrición.

Menéndez señaló que trabajan en un 'proyecto de emergencia alimentaria que será presentado la semana próxima en el Congreso'.

Confirma la agencia Prensa latina que el Gobierno debe revisar con urgencia su política económica que genera que el consumo de leche esté en los niveles más bajos desde la crisis del 2001, lo que perjudica especialmente a los sectores más humildes.

Esa protesta se ha extendido a la red social Twitter con la etiqueta #Barriosdepie, que ya se ha vuelto una tendencia.

Es estimable que el aumento en la tasa de pobreza infantil y juvenil está relacionada a las medidas económicas y de corte neoliberal impulsados por la administración de Macri.

Se apunta que 5.987.782 de niños y adolescentes argentinos menores de 18 años viven en condición de pobreza así lo revelo el estudio, elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) en base a información del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) del tercer trimestre del 2016.

La encuesta de ingresos del Indec reflejaba que 13.553.940 personas de la población total (31,09 por ciento) era pobre. De ese conjunto, 5.987.782 eran niños y adolescentes menores de 18 años. Es decir, que el 44,18 por ciento del total de pobres eran menores de edad. 

Esa tasa es mucho más elevada que la relación existente entre población menor de 18 años y población total, que es inferior al 30 por ciento. Es el fenómeno definido como “infantilización de la pobreza” señaló el estudio del Indec.

La pobreza en Argentina alcanzó el 30,3 por ciento al cierre de 2016, según midió el Instituto Nacional de Estadística y Censos argentino, dirigido por Jorge Todesca. En este porcentaje hay un 6,1 por ciento de los argentinos que son indigentes, lo que abarca el 4,5 por ciento de los hogares, indicó el ente estadístico oficial. 

En ese contexto, el 44,2 por ciento de los argentinos desaprueba la gestión del presidente Mauricio Macri, en poco más de un año en la Casa Rosada (sede de Gobierno) de ese país.

Así lo demuestra el último estudio realizado por la consultora argentina Management & Fit, que resalta la pérdida de al menos cuatro puntos porcentuales en el apoyo a su gestión.

En los últimos dos meses la aprobación hacia el Gobierno de Macri cayó cuatro puntos, un número negativo si se tiene en cuenta que, según esta consultora, en 2016 solo había bajado tan sólo dos puntos.

La opinión de los argentinos a la hora de evaluar el Gobierno se relaciona con las perspectivas económicas negativas que tienen sobre el país, ya que el 48,3 por ciento cree que la situación económica de Argentina “estará peor” en los próximos meses y solo el 27 por ciento cree que “estará mejor”.

Edición: Radio Rebelde