ESTRATEGIA

Plan de la izquierda brasilera une fuerzas progresistas, dice exministro de Dilma

La presentación del Plan Popular de Emergencia tuvo lugar este martes en Brasília

Brasília (DF)

,
El Plan Popular de Emergencia es presentado en Brasília con participación de movimientos y parlamentarios / Mídia Ninja

Unir a los sectores progresistas brasileros: ese es el gran mérito del "Plan Popular de Emergencia para Brasil", presentado en Brasília - capital federal del país- este martes (6), en el Sindicato de Bancarios de la ciudad.

El plan, que fue creado por las 60 organizaciones que componen el Frente Brasil Popular, señala salidas políticas y económicas para sacar al país de la crisis y une a las fuerzas progresistas brasileras.

El lanzamiento del Plan Popular ocurrió el último 29, en la ciudad de São Paulo (SP), con el objetivo de "invertir, lo más rápido posible, los indicadores económicos, sociales y políticos que resultaron del interregno golpista", conforme el manifiesto.

El exministro de la Secretaría General de la Presidencia de la República del gobierno de Dilma, Gilberto Carvalho, participó del evento y exaltó, en la noche de este martes (6), el hecho de que la iniciativa abre la posibilidad para que el pueblo participe verdaderamente de la formación del programa.

"Es una iniciativa valiente, porque la movilización es difícil y generosa, porque implica e invita la participación amplia. No tengo duda de que ese programa puede ayudar a consolidar la unidad. Podríamos haber salido [del golpe que destituyó la presidenta Dilma Rousseff del cargo] divididos en mil pedazos, pero luego empezaron los movimientos de ocupación de las escuelas, la creación del Frente Povo Sem Medo [Pueblo Sin Miedo], el Frente Brasil Popular, las fuerzas se ampliaron y se acumularon. El programa puede ser el eje que nos ayuda a mantener esa unidad", evaluó.

:: Lea el Plan Popular de Emergencia (en portugués)

Gilberto percibe el Plan como un embrión que inspirará una plataforma electoral a ser implementada en 2019, si un gobierno popular y democrático gana las elecciones.

"La idea de crear un programa alternativo es fundamental porque, además de combatir algo que está podrido/corrompido, además de luchar contra las reformas de Temer con mucha fuerza, es el comienzo del camino. Y un programa de gobierno no puede nacer en el laboratorio, tiene que nacer así, en el debate", afirma.

En su declaración, Roberto Amaral, expresidente del PSB (Partido Socialista Brasilero), afirmó que el programa es "una obra abierta y colectiva que será construida y reconstruida a través del diálogo con la sociedad, como respuesta a la agresión a la Constitución de Brasil."

"[El plan] representa el avance de las izquierdas de Brasil, pues a pesar de las divergencias, hemos logrado construir un plan común, lo que demostró la capacidad de movilización", afirmó. "Nuestro programa presenta un objetivo central: desarrollo con distribución de la renta. Sin desarrollo, no hay distribución de la renta, y sin distribución de la renta, la democracia es insostenible. El eje es la democracia, que es el centro de la lucha popular. La democracia es fundamental para nosotros, para el pueblo, no para las élites. Ellas no la necesitan", completó.

Amaral aún destacó como directrices la reforma política, la destrucción del monopolio de los medios de comunicación (democratización de los medios), la democratización del poder judicial, la política laboral y de rentas y la recuperación del desarrollo industrial.

"Lo que nos espera, al pueblo brasilero, es una carrera de obstáculos, dice él, al recuperar la frase de João Pedro Stedile, de la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST).

Marcello Lavenère, abogado que lideró el proceso de impeachment del expresidente Fernando Collor en la Orden de Abogados de Brasil (OAB), dijo que la obra del Frente Brasil Popular no se agota pues, después de contribuir con la defensa de la Constitución Brasilera y del mandato de la presidenta Dilma, está ayudando a unir las izquierdas, aunando sectores de la sociedad civil, partidos políticos y la juventud.

Es un momento muy importante, porque una de las cosas que la Historia nos enseña es la necesidad de la unidad. Siempre que las fuerzas se separaron, fueron derrotadas; siempre que se unieron, fueron victoriosas", dijo.

PT

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, ex jefa de Gabinete de la Presidencia de la República en el gobierno de Dilma Rousseff, que también estuvo presente en el encuentro, saludó al Frente Brasil Popular por la propuesta que presenta una visión popular y lamentó la derrota en la votación de la reforma laboral en la Comisión de Asuntos Económicos del Senado brasilero este martes (6). "Hoy no ha sido un día muy alegre. Es una tristeza inmensa ver hombres blancos y ricos decidiendo los derechos del pueblo", afirmó.

Ella destacó que el golpe "ha fracasado", pues la encuesta realizada por la Central Única de Trabajadores (CUT) y por el Instituto Vox Populi, mostró un cambio en la correlación de fuerzas al señalar el expresidente Lula con 40% de intención de voto en la encuesta espontánea.

Gleisi añadió que nadie del Partido de los Trabajadores (PT) está autorizado a acordar elecciones indirectas en nombre del partido, en caso de que el presidente Michel Temer salga del cargo. "Vamos a resistir al colegio electoral. No podemos legitimar un proyecto de elección indirecta", enfatizó.

Sobre el Plan

El Plan Popular de Emergencia tiene como objetivos el "Fuera, Temer", [elecciones] "Directas Ya", la oposición a las reformas laborales y de las Pensiones, además de la realización de una Asamblea Constituyente para aprobar medidas que garanticen la recuperación del desarrollo de la economía con distribución de la renta.

El Plan presenta alternativas políticas y económicas para sacar al país de la crisis política y económica, divididas en diez ejes: 1) democratización del Estado; 2) política de desarrollo, empleo y renta; 3) reforma agraria y agricultura familiar; 4) reforma tributaria; 5) derechos sociales y laborales; 6) derechos a la salud, educación, cultura y vivienda; 7) seguridad pública; 8) derechos humanos y ciudadanía; 9) defensa del medio ambiente y 10) política externa soberana.

El acto público promovido por el Frente Brasil Popular reunió representantes de la sociedad civil, partidos políticos del campo de la izquierda, además de entidades como la Confederación Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), la Central Única de Trabajadores (CUT), y otros. El Plan Popular de Emergencia fue lanzado en el Teatro TUCA - teatro de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo - y pasará por diversas ciudades brasileras.

Según el Frente Popular, el Plan Popular es la salida democrática cuyo prerrequisito es la anticipación de las elecciones presidenciales a 2017.

"Ese es el primer paso para trabar una amplia y persistente disputa política capaz de crear una correlación de fuerzas favorable a la convocatoria oportuna de una Asamblea Constituyente destinada a refundar el Estado de derecho y establecer reformas estructurales democráticas", defiende el Frente.

Edición: Camila Rodrigues da Silva | Traducción: Luiza Mançano