AGRONEGOCIO

UNILA se moviliza contra la propuesta de cambio del diputado de la bancada ruralista

Enmienda de Sergio Souza propone el fin de la Universidad Latinoamericana y la creación de una institución regional

Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,
Asamblea General realizada en la UNILA este lunes (17) / Reproducción/Facebook

Estudiantes, funcionarios y profesores de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA) están movilizándose contra la enmienda aditiva propuesta por el diputado federal Sergio Souza (PMDB-PR) para la Medida Provisoria 785/17. La propuesta de Souza pide el fin de la UNILA y de dos campus de la Universidad Federal de Paraná (UFPR), para la formación de una nueva Universidad Federal del Oeste de Paraná.

Anunciada el viernes último (14), la enmienda justifica las transformaciones con una supuesta misión institucional de "formación técnica y social de recursos humanos aptos para contribuir con el desarrollo regional del Oeste de Paraná integrado con el desarrollo nacional". La MP 785 busca desregular el Programa Nacional de Asistencia Estudiantil (PNAES), que apoya la permanencia de estudiantes de renta baja en cursos de grado de instituciones federales de educación superior. 

La idea de desarrollo propuesta por la enmienda, sin embargo, es criticada por profesores y estudiantes de la UNILA, que destacan el involucramiento del diputado con el agronegocio. Sergio Souza es presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados y representante de la bancada ruralista en el Congreso. El fue, inclusive, citado en escuchas telefónicas del ex superintendente del Ministerio de Agricultura en Paraná, Daniel Gonçalves Filho, en su delación sobre la Operación Carne Fraca  [Débil], por supuestamente haber recibido coima.

Para Francieli Rebelatto, profesora de la UNILA y presidenta de la sección sindical de la Universidad, la SESUNILA, por atrás de la enmienda de Souza hay un interés en desestabilizar el perfil integracionista de la Universidad, fundada en 2010, por el gobierno del ex presidente Luís Inácio Lula da Silva (PT), con el objetivo de integrar estudiantes latinoamericanos.

"Es importante considerar que estamos en la frontera con Paraguay, donde el interés por la expansión de la frontera agrícola es muy fuerte. Entonces hay un objetivo de hacer que el propio perfil de la universidad sea usado con ese fin. Es un proyecto perverso, primero porque no consulta a las universidades involucradas, y también porque es para la extinción de un proyecto e identidad de una universidad ya extremamente consolidada", opinó.

En el texto de la enmienda aditiva, el parlamentario llega a citar que la nueva medida pretende beneficiar empresas del agronegocio, como Lar, Frimesa, Cocamar, C. Vale, Cotriguaçu y Coopagril. "El diputado representa la expresión de algo muy fuerte, justamente en el oeste de Paraná, que es el sector del agronegocio. Nos preocupa, obviamente, la posición que él ocupa y la fuerza que puede tener a partir de algunos municipios y de la propia región que tiene esa perspectiva desarrollista a partir del agronegocio", incrementó la profesora.

Para la investigadora Estela Rocha de Ungaro, estudiante de la maestría interdisciplinar en Estudios Latinoamericanos, la relación conflictiva entre sectores conservadores de la sociedad y la propuesta de la UNILA es expresa también entre la población de Foz do Iguaçu, donde está localizado el campus de la universidad. "Algunos moradores de Foz se manifiestan a favor de la extinción de la UNILA, con comentarios hasta xenófobos, ya que ella tiene esa característica de traer gente de fuera de Brasil al estado de Paraná", dice. En abril de este año, el senador Álvaro Dias (PV-PR) llegó a acusar a la universidad de ser un "elefante blanco" y promover adoctrinamiento ideológico. 

Movilización

Justo después de la divulgación de las primeras informaciones sobre la enmienda aditiva, el propio viernes, el cuerpo docente, estudiantes y funcionarios de la UNILA realizaron una Asamblea General. Fue creada la página en Facebook "UNILA Resiste", además de una petición online en defensa de la universidad, que ya cuenta con más de 10 mil seguidores. "La estrategia es hacer repercutir la importancia de la presencia de esas personas, estudiando a través de ese enfoque de la integración, y cuán peligrosa es esta medida para todo el mundo", afirmó Estela Rocha de Ungaro.

En un comunicado, la rectoría de la UNILA se posicionó por la defensa de su identidad y de su proyecto. "El equipo de rectoría se posiciona enfáticamente por la supresión de la referida Enmienda Aditiva y está tomando las providencias necesarias para garantizar la manutención de la ley de creación de la UNILA en su integridad y en defensa de su identidad", dice el texto.

Una nota pública en repudio a la propuesta también fue lanzada por la SESUNILA el día 14. Además de eso, una serie de organizaciones y personalidades políticas como la ex presidenta Dilma Rousseff, el Consejo Municipal de Políticas Culturales de Foz do Iguaçu, el Sindicato Nacional de Docentes de Instituciones de Educación Superior y la Unión de la Juventud Socialista en el Estado de Paraná, se han manifestado en defensa de la UNILA.

En una Asamblea General realizada en la tarde de este lunes (17) en la universidad, fue aprobado un manifiesto de los estudiantes. "Somos estudiantes latino-caribeños originarios de 19 países, matriculados en 29 cursos de grado y 11 de posgrado en la UNILA. (…) La UNILA tiene vocación a la integración a través de la interlocución con ciudadanos de América Latina que cooperan con su proyecto científico y tecnológico. Repudiamos el proyecto del diputado Sergio Souza, que busca la destrucción de la universidad. (…) Declaramos que, como estudiantes, seguiremos en defensa de nuestra universidad e invitamos a todos a sumarse". 

Buscado por el reportaje a través de su asesoría de prensa, el Diputado Sergio Souza no se pronunció sobre las críticas y las intenciones de la enmienda aditiva hasta la publicación del reportaje. 

Edición: Rafael Tatemoto | Traducción: Pilar Troya