CONTRAHEGEMONIA

Fin de universidades brasileñas integracionistas representa sumisión a EEUU

Desmantelamiento de dos universidades, UNILA y UNILAB, es denunciado por especialistas, estudiantes y profesores

Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,
Estudiantes de la Unilab hacen protesta contra recortes de asistencia económica para estudiantes extranjeros / Janaína Lobo | Mídia Ninja

Los proyectos integracionistas de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA) y de la Universidad de Integración Internacional de Lusofonia Afro-Brasileña (UNILAB) son amenazados por el gobierno golpista de Michel Temer. Para profesores, estudiantes e investigadores del tema, los recortes y el plan de extinción de esas universidades están relacionados con el interés del nuevo gobierno en la manutención de la hegemonía internacional.

Es lo que afirma Wagner Iglecias, profesor del Programa de Posgrado en Integración Latinoamericana (Prolam) de la Universidade de São Paulo (USP). "El proyecto que gobierna Brasil hoy es el único para el continente de integración subalterna, subordinada a los Estados Unidos (EE.UU.). Son proyectos que reiteran la marcha de siglos de Latinoamérica, desde el punto de vista económico, político y cultural. Entonces mantener centros de formación contrahegemónicos no es la prioridad. Si efectivamente la UNILA y la UNILAB llegaren a ser desmontadas/interrumpidas, eso no va a ser algo malo para el gobierno, sino positivo, deseable", opinó.

Según Wagner, la creación de eses centros universitarios hizo parte de un proyecto de integración regional en diferentes frentes, no sólo comercial y financiero, pero también logístico, educacional y cultural. "La cuestión de una universidad de integración latinoamericana, que se aproxima a estos conocimientos, saberes y culturas, es fundamental. Es un proyecto que piensa en la creación de otra gobernanza global, en la cual el sur del mundo, los países pobres que fueron colonias, podrían tener una mayor presencia de lo que han tenido en los últimos siglos", explicó.

En un artículo publicado en el periódico Folha de S. Paulo en este lunes (31), el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el ex alcalde de São Paulo, Fernando Haddad y el diplomático Celso Amorim, integrantes del Partido de los Trabajadores (PT) denunciaron el desmantelamiento de la UNILA. "No podemos permitir que los pueblos latinoamericanos y caribeños dejen de disponer de un punto de encuentro para sus jóvenes intelectuales, profesores e investigadores. No podemos volver en el tiempo, al periodo en que el diálogo tenía que pasar necesariamente por las instituciones norteamericanas o europeas", escribieron.

UNILA

Fundada en 2010 por el entonces presidente Lula, la UNILA, mediante el movimiento estudiantil y el sindicato de profesores y funcionarios, se moviliza contra una enmienda aditiva propuesta por el diputado Sergio Souza, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), para la Medida Provisional 785/17.

La enmienda solicita el fin de la universidad integracionista para la formación de una nueva universidad, la Universidad Federal del Oeste de Paraná, con un proyecto pedagógico centrado en el desarrollo del agronegocio.

Según el venezolano Carlos Andrés Figueiredo, estudiante de ciencias políticas y sociología de la UNILA e integrante del movimiento estudiantil, la creación de la universidad se dio en un contexto de búsqueda de autonomía. "Podemos decir que la propuesta emerge de un contexto progresista, hasta revolucionario, para la región latinoamericana. Ahora proponen la pérdida de autonomía y soberanía, pactada por una élite oligárquica brasileña. No hay voluntad política para mantener la UNILA, presenciamos un momento de retroceso para los avances sociales", afirmó.

Figueiredo también denunció el recorte de auxilios para estudiantes extranjeros en la UNILA. "Las becas ya no son suficientes porque hay recortes tremendos. Muchos estudiantes no pudieron regresar a sus países durante las vacaciones debido a los recortes", afirmó. Él cuenta que el desmantelamiento de la Universidad no es transmitido en los grandes medios porque hay prejuicios con los estudiantes. "Hay una complicidad por parte de los medios, una estigmatización de los estudiantes, que son considerados un problema para la ciudad", dijo.

UNILAB

La UNILAB, fundada igualmente en 2010 por el gobierno Lula, organiza la resistencia contra un proyecto aditivo a las pruebas de ingreso de estudiantes extranjeros, que fue instituido el 5 de julio por el rector Anastácio de Queiroz Souza, y preveía el fin de cualquier auxilio para estudiantes internacionales. Tras las movilizaciones estudiantiles y por parte del Consejo Universitario, el proyecto fue cancelado, pero las intenciones del rector todavía amenazan los valores de cooperación internacional y de una educación enfocada en la cuestión afro que marcan el proyecto de la universidad.

En la UNILAB se destina el cincuenta por ciento de las plazas a alumnos de cinco países africanos de habla portuguesa, además de Timor Oriental [Asia] y se ofrece asistencia económica para que esos estudiantes permanezcan en Brasil. Actualmente, según Fábia Barbosa Ribeiro, directora del Campus Universitario dos Malês, localizado en el estado de Bahia, y coordinadora de la carrera de Historia, noventa por ciento de los alumnos extranjeros necesitan la asistencia económica.

"Este rector se alinea al proyecto del actual gobierno y simplemente estableció el aditivo. Lo hizo contra la voluntad del Consejo Universitario, a escondidas. En el día siguiente hubo protestas por parte de los estudiantes y el rector fue acusado de agredir a dos alumnas brasileñas, fue llevado por la Policía Federal. En entrevista con un periódico portugués, dijo que si el aditivo fuera cancelado, iba a solicitar la exoneración del cargo, pero dio marcha atrás y no solicitó la exoneración", explicó Ribeiro.

Según la directora, el Consejo Universitario de la UNILAB solicita ahora la aclaración de la medida. "Reactivamos la Comisión de Presupuestos para que se explique por qué hay el alegato de que los alumnos extranjeros son los culpables por el problema en el presupuesto, pues eso implica un golpe directo en el proyecto de la UNILAB, que es la integración con los alumnos extranjeros. Hay una serie de movimientos que buscan debilitar ese proyecto", afirmó.

Edición: Luiz Felipe Albuquerque | Traducción: Luiza Mançano