SOBERANÍA

Privatizar la Casa de Moneda de Brasil atenta contra la seguridad de los brasileños

La institución es responsable por emitir pasaportes, billetes y monedas; según el gobierno, la empresa no es rentable

Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,
El gobierno de Temer está creando las condiciones para justificar ante la sociedad una posible privatización de la Casa de Moneda / Agencia Brasil

"La Casa de Moneda cumple un rol estratégico en la defensa de la soberanía nacional. Para la sociedad es muy arriesgado que los datos de todos los ciudadanos brasileños queden a disposición de la iniciativa privada". La afirmación es de Aluizio Junior, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Casa de Moneda de Brasil. La empresa estatal hace parte del plan de privatizaciones presentado por el gobierno golpista de Michel Temer el día 24 último.

La institución es responsable por la emisión de billetes y monedas y está encargada de la emisión de pasaportes de ciudadanos brasileños. Con la posible concesión a entes privados, como pretende Temer, los datos de aquellos que poseen pasaportes dejarían de estar solamente en las manos del gobierno federal.

Una de las justificaciones del gobierno de Temer para incluir la Casa de Moneda entre las cincuenta y ocho empresas que serán entregadas a la iniciativa privada a través de concesiones y ventas directas es que la institución no será rentable en los próximos años, debido al aumento del uso de tarjetas de crédito y débito y el bajo uso de billetes y monedas.

Sin embargo, Aluizio Junior explica que esa no es la lógica que se utiliza en los países de la Unión Europea, por ejemplo. Según él, con la evolución del producto interno bruto (PIB), hay necesidad de invertir más dinero en el mercado. "El medio circulante de la comunidad europea respecto al PIB, en la zona del euro, estaba en el orden de 7%. En los Estados Unidos, alrededor de 6%".

Junior además comenta que el gobierno de Temer está creando las condiciones para justificar ante la sociedad una posible privatización de la empresa, como ocurrió en el caso de la suspensión de emisión de pasaportes en junio de este año. "En realidad, se está construyendo la inviabilidad de la Casa de Moneda para justificar la venta de ese patrimonio tricentenario. El problema que crearon con el pasaporte también se enmarca en ese contexto, porque en ningún momento hubo un problema en la producción, sino en los presupuestos del Gobierno Federal y del Ministerio de Justicia", comenta Junior, que además destaca que, a pesar de la situación que expone, la sociedad cree que los problemas en la emisión de los documentos fueron causados por la empresa.

La Casa de Moneda es una de las empresas más longevas del país y por motivos de seguridad está localizada en Santa Cruz, en la zona norte del estado de Rio de Janeiro, alejada cerca de 70 kilómetros de los grandes centros. Por ese motivo, posee un centro médico propio. La empresa tiene cerca de 2700 funcionarios directos y 300 indirectos.

Edición: Vanessa Martina Silva | Traducción: Luiza Mançano