ENTREVISTA

La generación de empleo con la reforma laboral es un mito, dice dirigente brasileña

Para Carmen Foro de la CUT, no hay relación de igualdad entre patrón y empleado sin mediación sindical

São Paulo (SP)

,
Para la vicepresidenta de la Central Unica de Trabajadores - CUT, la reforma de las Pensiones es tema imprescindible en el próximo periodo / Gonzalo Arselli

Los cambios previstos en la legislación por la reforma laboral entrarán en vigor este sábado (11). Brasil de Fato conversó con la vicepresidente de la Central Única de Trabajadores (CUT), Carmen Foro, para aclarar algunos puntos de la medida. Para la dirigente, el discurso del gobierno de que la reforma generará nuevos empleos es una falacia.

Según Carmen, otro mito es la supuesta relación de igualdad entre patrones y empleados en las negociaciones, sin la mediación de los sindicatos: “Entendemos que hay también un sentido político en estas reformas de desmantelamiento, de neutralización del rol del sindicato. Para nosotros, es algo muy grave desde la perspectiva de una sociedad democrática”.

La nuevas reglas, sancionadas en julio por el gobierno golpista de Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño  (PMDB), alteran más de cien puntos de la Consolidación de las Leyes del Trabajo (CLT), conjunto normativo que reglamenta las relaciones laborales en Brasil.

Vea la entrevista completa:

Brasil de Fato: Carmen, la reforma entrará en vigor el sábado. ¿Usted puede decir cuáles serán sus efectos inmediatos en la vida de los trabajadores a partir de ese momento?

Carmen Foro: Primero, para nosotros no es una reforma. La idea de la reforma que tenemos no es esta. Esta reforma es un desmantelamiento de los derechos de los trabajadores. Segundo punto: nosotros entendemos que hay un sentido político en estas reformas, de desmantelamiento, de neutralización del rol del sindicato. Para nosotros, es algo muy grave desde la perspectiva de una sociedad democrática.

Por lo tanto, en la cuestión de los contratos, de la negociación, la prevalencia de lo negociado sobre el legislado [es decir, la negociación colectiva], el sindicato cumple un rol muy importante. Siempre que se despedía a un trabajador, en un ejemplo real, el sindicato intervenía, firmaba y hacía válida la rescisión. Ahora, el trabajador, en el momento de la rescisión del trabajo, no necesita más del sindicato para hacerla, ni para firmar la homologación.

El trabajador no sabe que también estará perdiendo en el momento en que firme un acuerdo con la empresa. Al hacer el acuerdo con el patrón directamente, sin mediación del sindicato, estará perdiendo un conjunto de derechos, incluso el derecho al seguro por desempleo. Todo esto se permite con la ley aprobada en el Congreso Nacional.

En su perspectiva, ¿cuál es el mayor mito en la argumentación del gobierno en defensa de la reforma laboral?

Para mí, el mayor mito es vender la idea de que la reforma genera empleos. No es verdad, porque la idea de que el costo [de contratación] es muy alto para garantizar la empleabilidad y de que si se flexibiliza, los patrones y los empresarios van a contratar más, no es verdad. Hay una cultura nacional establecida de poca inversión en la producción y que no se transforma, en la realidad, cuando se dice que flexibilizar derechos aumenta la posibilidad de empleo tras un escenario nacional de desempleo, de retracción económica y poca inversión en diversas áreas.

En este escenario, es impensable que una reforma para aumentar los puestos de trabajo sea verdadera. La idea de que la reforma va a generar nuevos empleos es un mito de los empresarios nacionales y del gobierno también.

Otro mito es hablar de la igualdad con el patrón en un escenario de salvajismo como es el capitalismo, No existe, no ha existido y no existirá relación de igualdad entre patronos y empleados en ausencia de los sindicatos, que son un instrumento fundamental para mediar los procesos. No se puede creer en esa posibilidad.

¿Cuáles son las estrategias de las centrales sindicales para enfrentar las consecuencias de la reforma laboral en el próximo periodo?

Estamos en un periodo de negociación colectiva y salarial y no hay otro camino sino el de las movilizaciones locales, el enfrentamiento con los patrones y debilitar la ley. ¿Sabe cuando la ley no pega ni con goma por es muy mala? Nuestra tarea en la campaña que hacemos ahora de anulación de la ley es, además, desgastar el discurso de defensa de la ley y recolectar 1,5 millones de firmas, dialogar directamente con los trabajadores.

Los medios transmiten una idea sobre la reforma como si fuera muy buena y confunden a las personas. Tenemos la tarea fundamental de ayudar a aclarar lo que dice la ley a los trabajadores en las fábricas, en los puestos de trabajo. Esta es la tarea sindical imprescindible en el próximo período. No tenemos como cruzarnos de brazos, tenemos que hacer un levantamiento contra todo eso, movilizarnos, organizarnos, profundizar la discusión sobre los perjuicios de la ley para las trabajadoras y trabajadores.

Más allá de la reforma laboral, ahora el Congreso Nacional discute la reforma de las Pensiones [que establece, además de otros puntos, edad mínima de 65 años para que hombres y mujeres se puedan jubilar y además exige contribución de 49 años para que el trabajador pueda recibir el valor integral del salario]. ¿Cuál es el análisis de las centrales sindicales? ¿Todavía es posible impedirla?

Antes de hablar de la reforma de las Pensiones, es importante decir también que, más allá de alterar los más de 100 puntos de la CLT [Consolidación de las Leyes del Trabajo], el gobierno también cambió el decreto que ahora facilita el trabajo esclavo, que es complemento del gobierno en este contexto de retrocesos en el universo laboral.

En relación a la reforma de las Pensiones, creo que es muy importante considerar nuestra campaña de desgaste de la reforma y el debate que hicimos sobre ella. Claro que ahora el gobierno cambió la estrategia: ahora divide la reforma que está presentando en proyectos de ley [PLs], medidas provisionales y decretos para intentar desmovilizar la lucha contra la reforma. Pero tenemos que seguir con el enfrentamiento. El gobierno empieza a hablar de ‘micro reforma’. Pues tenemos que derrotar esa ‘micro reforma’. Ya estuvimos más lejos de derrotar esta micro reforma del gobierno golpista, ahora estamos más cerca.

Edición: Vanessa Martina Silva | Traducción: Luiza Mançano