Juicio de Lula

Elecciones de 2018 no pueden ser “tramposas” dice Dilma Rousseff

Líderes políticos de diversas naciones se reunieron este lunes en Porto Alegre para debatir la crisis de las democracias

Brasil de Fato | Porto Alegre (RS)

,
Además de representantes de partidos políticos, el evento tuvo la presencia de la ex presidenta Dilma Rousseff / Frente Brasil Popular

Líderes políticos de distintos países se reunieron este lunes en Porto Alegre para debatir la crisis de las democracias. Además de líderes políticos de varias partes del mundo, el evento contó con la presencia de la presidenta Dilma Rousseff.

Dirigentes partidarios e integrantes de movimientos populares de diversos países de América Latina y de Europa se encontraron en la tarde de este lunes (22), en Porto Alegre, para un debate sobre la democracia en el mundo.

Asistieron al acto más de 400 personas. Además de líderes políticos de varias naciones, el evento contó con la presencia de la presidenta Dilma Rousseff.

Saludada calurosamente por los participantes al entrar en el auditorio, Dilma hizo énfasis en recordar, en casi una hora de discurso a los presentes, los lazos que unen a los trabajadores de todo el continente latinoamericano: “Quería decirle a los partidos hermanos de América Latina que tenemos en común una lucha, y nos venimos desarrollando juntos en ella. Desde el inicio de la resistencia que tuvimos en el continente, pasando por las políticas neoliberales más rígidas, que tuvieron su máxima expresión en el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) que derrotamos en conjunto”. 

Sobre el proceso contra Lula, que intenta impedir su candidatura a las elecciones presidenciales de 2018, Dilma dijo que la acción del juez de primera instancia Sergio Moro –que determinó la condena del ex presidente- no tiene consistencia y no debería seguir adelante. 

 “Es un proceso muy complicado, que se inició con una entrevista colectiva y un PowerPoint. No se tienen noticias de algo parecido, ni noticias de que un juez pueda hablar por fuera de los autos. Brasil tiene que reencontrarse  consigo mismo y para eso tiene una pre-condición: en las elecciones de 2018 no puede haber ningún intento de ganar con trampa”, dijo la presidenta. 

La diputada federal María do Rosário (PT-RS) afirma que la presencia de representantes políticos de varias partes del mundo en el seminario es una señal de la importancia de Lula para la democracia mundial. “Lula se ha transformado en una referencia para la democracia, tanto en Brasil como en el resto del mundo. Si Lula es impedido de participar en las elecciones significa que la ya debilitada democracia brasileña se termina de romper. Ni siquiera eso aceptan. Porque las élites brasileñas nunca tuvieron apego a la democracia”, señaló.

En entrevista exclusiva al Brasil de Fato, Sandra Lazo, vicepresidenta de la organización de movimientos populares y partidos políticos del Uruguay, el Frente Amplio, comentó sobre la solidaridad de América Latina con Lula y dijo estar preocupada con las amenazas a la democracia que el continente viene sufriendo. 

"América Latina sabe, y mucho, que fue largo y doloroso el proceso para recuperar la democracia. Y me refiero a lo que acontecía en América Latina hace 40 años, cuando no por casualidad estábamos bajo las dictaduras del Plan Cóndor. Podemos decir que esta es otra etapa, pero que no se diferencia en los intereses de quienes la impulsan. Llámese golpe blando o judicialización de la política”, afirmó Lazo. 

Las actividades organizadas por el Comité de Defensa de la Democracia y del Derecho de Lula a ser Candidato se extienden hasta el próximo día 24 de enero, cuando ocurrirá el juzgamiento del ex presidente en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región.

-

Lea la noticia en portugués y en inglés.

Edición: Vanessa Martina Silva