PROTESTAS

19 de febrero: Brasil se moviliza y dice no a reforma de las Pensiones, sepa como fue

En redes sociales, el hashtag #QueroMeAposentar [QuieroJubilarme], estuvo entre los asuntos más comentados en Twitter

en la ciudad de São Paulo

,
Muchas ciudades se movilizan contra la reforma de las Pensiones; en Brasilia manifestantes ocuparon la Explanada de los Ministerios / Rafael Tatemoto

Ante la indicación del gobierno golpista de Michel Temer (MDB) de intentar la aprobación de los cambios en la jubilación antes del fin de febrero, sindicatos, movimientos populares y entidades integrantes de los Frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, en el campo y en la ciudad, de Norte a Sur del país, movilizaron sus bases y realizaron diversos actos y paralizaciones este lunes (19). 

Movilizaciones tuvieron lugar en estados como Rio Grande do Sul, Alagoas, Ceará, Piauí, Paraná, São Paulo, Sergipe, Bahía, Rondonia, Rio Grande do Norte, Pará, Minas Gerais, Rio de Janeiro, Distrito Federal, Pernambuco y Santa Catarina.

Por la mañana, el día estuvo marcado por bloqueos de carreteras, cierre de agencias bancarias, paralización de autobuses municipales y de fábricas. Otras categorías también paralizaron sus actividades, como metalúrgicos, profesores, empleados bancarios, entre otras. 

Las acciones crecieron en todo Brasil a lo largo del día. En São Paulo, un acto en la capital reunió cerca de 20 mil personas, según los organizadores. En Ceará, solo en la capital, Fortaleza, hubo más de 15 mil manifestantes contra la retirada de derechos de jubilación. En Pernambuco, fueron 5 mil. Los actos en Brasilia (DF) y Belo Horizonte (MG) reunieron cerca de 3 mil personas cada.

Fueron ocupadas o se realizaron actos frente a nueve agencias del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS): Senador Pompeu (Ceará), Porto Alegre (Rio Grande do Sul), Criciúma (Santa Catarina), Lages (Santa Catarina), Delmiro Gouveia (Alagoas), Andradina (São Paulo), Natal (Rio Grande do Norte), Conceição do Coites (Bahía) y Paulo Afonso (Bahía).

En Chapecó (estado de Santa Catarina), manifestantes denuncian los grandes evasores y deudores del INSS que deben a las Pensiones cerca de US$ 155 mil millones en total.

Para el dirigente del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST) y miembro del Frente Brasil Popular, Gilmar Mauro, aunque el gobierno trate de amenizar la propuesta de desmonte de la jubilación para conquistar votos, el momento exige movilización permanente. El dirigente del MST también citó el decreto de intervención federal en la seguridad pública del Estado de Rio de Janeiro, firmado por el presidente golpista Michel Temer (MDB) el viernes (16).

"Nosotros del MST y todo el movimiento campesino estaremos en lucha contra la reforma de las Pensiones y queremos dar grandes batallas en el próximo período porque la cortina de humo que se creó con la intervención federal en Rio de Janeiro, en verdad, escamotea una cosa que corre suelta: el intento de compra de votos de los parlamentarios para su aprobación. Y si tuviera condiciones, el gobierno aprobará en su totalidad aquello que ya defiende hace mucho tiempo: la pérdida de derechos completa para la clase trabajadora en beneficio del gran capital", afirmó el militante. 

La situación en Rio de Janeiro también fue citada por Gisele Martins, periodista y moradora de la favela de Maré, que habló en vivo en la Radio Brasil de Fato sobre el significado de esa intervención militar. "Una verdadera dictadura dentro de la democracia. Recibimos esa noticia de intervención y estamos muy asustados y con miedo porque esa intervención no será sólo en la favela de Maré, sino en todas las favelas de Rio de Janeiro", afirmó.

Redes

En las redes sociales, la movilización se dio por medio del hashtag #QueroMeAposentar [QuieroJubilarme], que fue uno de los asuntos más comentados de Twitter en Brasil y entró también en los trending topics mundiales. 

Algunos internautas cuestionaron los gastos en publicidad que Temer y sus aliados están haciendo para conseguir aprobar la votación.

Mire la cobertura Minuto a Minuto que fue realizada por Brasil de Fato.

Lea esta nota en portugués

Edición: Simone Freire | Traducción: Pilar Troya