BRASIL

Plataforma de Petrobras lanzada con incertidumbre sobre futuro de la empresa estatal

Más de 2.400 trabajadores fueron dispensados en el estado de Río Grande do Sul y no hay expectativa de nuevos proyectos

Brasil de Fato | Brasília (DF)

,
Estructura operará en el campo de Búzios, en el pre sal de la Cuenca de Santos / Sadi Machado / Divulgación

El lanzamiento de la plataforma P-74 de Petrobras, que tuvo lugar el viernes último (23), dejó un clima que mezclaba alegría y tristeza entre los trabajadores del astillero EBR, en São José do Norte, en Rio Grande do Sul. 

Según Sadi Machado, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores de Industrias Metalúrgicas y de Material Eléctrico de Rio Grande y São José do Norte (Stimmmerg), la alegría es por el trabajo concluido y la tristeza por la no continuidad de nuevos proyectos. La P-74 es uno “de los últimos ejemplos” de plataforma construida solo con contenido nacional. 

“Era para ser un día de fiesta y celebración por otro emprendimiento entregado. Pero, en verdad, lo vemos con tristeza. Por la falta de planificación, porque el gobierno y la Petrobras dijeron que 'hoy da mucho más resultado construir fuera del país'. Somos más de dos mil cuatrocientos trabajadores, padres y madres de familia, desempleados”, critica. 

Machado atribuye la responsabilidad al “descuido del gobierno federal” y a la “omisión del gobierno estatal”. Para él, Michel Temer y Pedro Parente, actual presidente de la Petrobras, se equivocaron al disminuir la exigencia de que la mayor parte de la maquinaria usada en la explotación petrolera sea producida en Brasil.

"La política de contenido local era de 75%. Hoy no llega a 10%. Es posible cumplir el contenido local yendo a la tienda de Pepito y comprando tres tornillos. ¿Dónde está la generación de empleo, la circulación de renta en los municipios, que genera impuestos, que agrega valor? Nuestros gobernantes no están interesados en agregar valor para el pueblo brasileño”, señala. 

Machado afirma que toda inversión tecnológica nacional para la explotación del pre sal está siendo entregada a empresas extranjeras junto con el propio petróleo brasileño. Dice también que en Rio Grande do Sul fueron construidas ocho plataformas en los últimos nueve años y que, debido a la nueva política adoptada por Petrobras, no hay previsión de otras construcciones en el futuro. 

Según Tadeu Porto, integrante de la dirección de la Federación Única de Petroleros (FUP), el sentimiento entre la categoría es el mismo de los metalúrgicos gauchos. El afirma que el fin de la política de contenido nacional quita a Petrobras la capacidad de protagonizar el desarrollo industrial brasileño.

“Nosotros vemos el fin del contenido local como otra factura del golpe. En los documentos que se filtraron de Wikileaks en 2009, una directora de la Exxon afirma que si la política de contenido permaneciese, los proveedores americanos serían perjudicados. La agenda del gobierno no contempla una industria nacional fuerte”, dice. 

Además de la EBR, el polo naval gaucho [nombre con el que son conocidos los habitantes del estado de Río Grande do Sul] cuenta con el astillero QGI, con 500 funcionarios trabajando en las P-75 y P-77, y con la Ecovix, que se encuentra ociosa y empleando apenas 70 personas. En 2013, la última llegó a contratar diez mil. Ambas están localizadas en el municipio de Rio Grande, en Rio Grande do Sul.  

La plataforma P-74, que acabó de ser construida, será usada en el campo de Búzios, en el pre sal de la Cuenca de Santos, a 200 km de la costa do Rio de Janeiro.

El reportaje entró en contacto con Petrobras para que esta pudiera comentar las críticas hechas a los cambios en la política de contenido local. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

-

Lea esta nota en portugués.

Edición: Juca Guimarães | Traducción: Pilar Troya