LIBERTAD

Supremo Tribunal Federal prohíbe detener a Lula hasta nuevo análisis de habeas corpus

Ex presidente brasileño no irá a la cárcel aunque el Tribunal Federal de la 4ta Región rechace el recurso de apelación

Leia esta notícia em português | Brasil de Fato, en São Paulo

,
La mayoría de los ministros decidió garantizar la libertad de Lula hasta el juicio definitivo de su habeas corpus / Nelson Jr/ STF

El Supremo Tribunal Federal (STF) aplazó este jueves el juicio del habeas corpus preventivo presentado por la defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. La nueva sesión está marcada para el 4 de abril. Los ministros del STF también acataron una medida cautelar propuesta por el abogado de Lula para evitar que sea arrestado hasta el nuevo juicio.

La sesión de este jueves (22) comenzó a las dos de la tarde. Durante la defensa del ex presidente, el abogado José Roberto Batochio, dijo que "hay una cierta voluptuosidad en el encarcelamiento de un ex presidente de la República". Batochio también comentó que "cuando veo tribunales comenzar a legislar, me siento desmotivado, porque veo que las leyes son sustituidas por extravagancias".

Después de largos discursos, sólo alrededor de las siete de la tarde, el pleno del STF decidió el primer punto en discusión. Por siete votos contra cuatro, los ministros entendieron que el Supremo debería aceptar la votación del habeas corpus y juzgar su mérito.

Votaron a favor los ministros Alexandre de Moraes, Dias Toffoli, Ricardo Lewandowski, Gilmar Mendes, Marco Aurélio Melo, Rosa Weber y Celso de Melo. Votaron en contra los ministros Edson Fachin, juez ponente, Luiz Fux, Luiz Barroso y la presidenta del Supremo, Carmen Lúcia.

Según Lewandowski, el “habeas corpus es un remedio nobilísimo, que pretende proteger el bien más importante después de la vida, que es la libertad”. El ministro Marco Aurelio reforzó el criterio de Lewandowski, y afirmó que “la libertad de ir y venir no puede ser un obstáculo”. Melo reprochó la posición de críticos del dispositivo constitucional. “Hoy no se habla del habeas corpus como un remedio heroico, sino como un peso para el Supremo Tribunal Federal”.

Sin embargo, tras aceptar juzgar la petición de Lula, los ministros de la Corte optaron por el aplazamiento de la discusión, ante la petición presentada por el ministro Marco Aurelio, que alegó un viaje marcado para el día. El juicio tendrá lugar en la sesión del 4 de abril.

Antes del término de la sesión, los ministros aprobaron la medida cautelar del abogado José Roberto Batochio, que solicitaba garantizar la libertad del ex mandatario hasta que el Tribunal Federal Regional de la Cuarta Región (TRF4) juzgue el último recurso de apelación presentado por la defensa de Lula, así que el ex presidente no podrá ir a la cárcel antes de que el TRF4 rechace este último recurso.

El caso del ex presidente se tramita en la 8ª Sala del TRF4, en la ciudad de Porto Alegre, que juzgará el próximo lunes (26), el recurso extraordinario de apelación presentado por la defensa de Lula. El análisis de este tipo de recursos, propuestos cuando hay omisión, contradicción u obscuridad en la sentencia, es la última posibilidad de revertir la pena en segunda instancia.

Juristas

Según el abogado y diputado federal Wadih Damous, del Partido de los Trabajadores (PT), la decisión de garantizar la libertad de Lula fue “correcta” y estrictamente técnica. “Es común en los tribunales que esto suceda. Después de todo, no fue la parte la que dio causa a la suspensión del juicio”.

Damous subrayó que las decisiones de hoy no dan pistas sobre el resultado de la votación aplazada. “El resultado, cuando se de el juicio, puede ser cualquiera. La decisión de hoy no apunta ningún camino, por el momento, la vida sigue normalmente, y el ex presidente Lula sigue con su Caravana por el Sur”, afirmó.

Para la jurista Caroline Proner, profesora de derecho de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), lo más preocupante de la sesión son los votos de las y los ministros que optaron por no aceptar ni siquiera el juicio del habeas corpus por el STF.

"Lo que me ha dejado más impresionada es que algunos ministros ni siquiera quisieron conocer el recurso, incluso con la cantidad inmensa de pedidos por parte de la defensa y la insistencia de que el STF cumpla su papel, juzgando al que es uno de los remedios constitucionales más ilustres, el recurso último de quien no tiene a quien más recurrir, que es el habeas corpus. Fue una sesión que dejó en evidencia las posiciones esenciales de cada uno, no a respecto a Lula, sino de lo que ellos consideran garantías judiciales. Todo eso es muy amenazador al derecho del acusado", afirmó.

Apoyo popular

Cerca de 500 personas acompañaron, frente al edificio del STF, el juicio del habeas corpus del ex presidente Lula. Militantes y moradores de la capital federal pedían desde la una de la tarde que se respetara la Constitución y que Lula pudiera esperar en libertad el juzgamiento de su caso ante los tribunales superiores.

Para Marcos Antonio Braga, 59, morador de Brasilia, “la Constitución es bastante clara, nadie puede ser condenado hasta que se termine todo el proceso, por eso, hay que respetar los derechos de Lula y de todos los ciudadanos brasileños".

En el acto público celebrado la noche del jueves (21), durante el paso de su caravana por la ciudad de Palmeira das Missões, en el estado de Río Grande do Sul, el ex presidente Lula afirmó que “para desgracia de mis adversarios, voy a durar bastante. Quiero vivir para probar mi inocencia".

La caravana de Lula por la región sur de Brasil comenzó este lunes (19) y finalizará el 28 de marzo, cuando está previsto un acto en el centro de la ciudad de Curitiba, en Paraná. 

Edición: Thalles Gomes | Traducción: Luiza Mançano