PETROLEO

Nuevas licitaciones entregan tres áreas del pre sal brasileño al capital extranjero

Especialistas consultados por Brasil de Fato lamentan una nuevo avance en el desmantelamiento de la Petrobras

Leia a notícia em português | English Version | Brasil de Fato, en São Paulo

,
Petroleros protestan contra entrega del pre sal a las multinacionales / Federación Única de Petroleros (FUP)

La cuarta ronda de reparto de producción del petróleo pre sal, con la licitación de tres áreas de las cuencas de Santos y Campos, realizado este jueves (7) por la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), fue considerada por los especialistas como un paso importante en el desmantelamiento de la industria petrolífera nacional.

Las áreas de Uirapuru (Santos), Tres Marias (Santos) y Dois Irmãos (Campos), fueron subastadas, respectivamente, por los consorcios Exxon Mobil, Petrogal y Statoil; Chevron y Shell; y Statoil y BP Energy, por un valor de US$ 840.000 millones. La Petrobras tendrá apenas una participación mínima de 30% en las áreas de Uirapuru y Tres Marias, y de 45% en el área de Dois Irmãos.

Para el presidente de la Asociación de Ingenieros de Petrobras (AEPET), Felipe Coutinho, los bonos de firma recaudados en esta ronda son muy bajos si se los compara con la renta potencial de todo el período de producción de los campos petroleros.

"La realización de las licitaciones, que tiene lugar desde que este gobierno asumió el poder, compromete el futuro del país. El gobierno usa justificaciones para pagar compromisos de corto plazo, en especial con el sistema financiero, con los bancos, la deuda pública y deja ir riqueza estratégica que es transferida a las multinacionales. El petróleo debería ser usado en pro del desarrollo humano de nuestra población, y para que eso suceda, es preciso que haya consumo de petróleo con valor de uso, y no de cambio ", afirmó.

Cambio de régimen

Las petroleras privadas disputaron los campos de petróleo con la Petrobras por primera vez en octubre de 2017, enseguida de los cambios de las reglas del régimen de reparto de la producción. Antes, la estatal brasileña era quien controlaba obligatoriamente todas las áreas del pre sal, y tenía una participación mínima de 30% en todos los consorcios formados para la explotación. Desde entonces, con una modificación aprobada por el Congreso Nacional a pedido de la gestión de Pedro Parente, la participación de la estatal se volvió facultativa.

De acuerdo con Rodrigo Leão, economista del Instituto de Estudios Estratégicos de Petróleo, Gas y Biocombustibles (INEEP), las licitaciones están sucediendo de manera muy acelerada, lo que facilita la entrada de empresas extranjeras al país.

"Cuando la Petrobras estaba obligada a invertir en todo, el gobierno, de alguna forma, para poder licitar, dependía de la actuación de la estatal. Como ahora es una opción participar en las licitaciones, eso facilita que otras empresas entren si la Petrobras no tiene recursos. Entonces hoy la Petrobras ejerció el derecho en tres áreas y en dos no consiguió hacer ofertas superiores a otras empresas. Eso acelera las licitaciones", señaló.

De acuerdo con la ANP, las regiones licitadas este jueves representan cerca de 14 mil millones de barriles de reservas de petróleo y gas, lo que corresponde a casi 10% de los cerca de 150 mil millones de barriles que se estima existen en las reservas del pre sal brasileño.

En opinión de Leão, con la licitación, además de perder la capacidad de generación de ingreso a partir del pre sal, la generación de empleos también se reducirá en el país.

"Estamos transfiriendo empleo e ingresos de Brasil hacia el exterior, porque esas empresas van a producir con mano de obra y equipamiento de sus países de origen, reduciendo el empleo en la industria naval y en sectores de ingeniería. Estamos acelerando cada vez más ese proceso de las licitaciones, succionando recursos reales de dentro hacia fuera. Es un proceso muy difícil de revertir", señaló.

Huelga

La licitación ocurrió dos días después de que la ANP anunciara una consulta pública para estudiar los plazos mínimos para reajustar los combustibles en el país, y es la primera ronda de licitaciones desde la movilización de camioneros que paró el país por diez días a fines del mes de mayo.

En opinión de Coutinho, los perjuicios a largo plazo de la privatización del pre sal por empresas internacionales deberían ser planteados con mayor énfasis por los huelguistas y quienes los apoyan.

"Es cuestión de entender del origen del problema. En el transcurso de la crisis se volvió claro que el problema de los precios de los combustibles no está relacionado con los impuestos, y si con la política de precios de la Petrobras. Lo que falta aclarar es el mito de que la Petrobras está quebrada. Se construyó ese mito de que tenía problemas financieros que habrían sido causados por la corrupción, y sobre ese mito, que no corresponde a la realidad, se justifica la necesidad de privatización", opinó.

La relación entre la perdida de soberanía con la privatización de la Petrobras y la actual política de precios de combustible fue planteada en la huelga de 72 horas realizada por trabajadores petroleros la semana pasada. Hoy realizaron nuevas movilizaciones contra la privatización de la estatal en por lo menos diez estados brasileños.

Edición: Diego Sartorato | Traducción: Pilar Troya