MOVILIZACIÓN

Fray en huelga de hambre por la libertad de Lula critica al Poder Judicial en Brasil

Integrante del Movimiento de Pequeños Agricultores afirma que la huelga es contra las decisiones de los jueces

Leia em português | Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,
Seis personas iniciaron una huelga de hambre dirigida al Supremo Tribunal Federal para exigir la libertad del ex presidente Lula / Lula Marques

“El hambre, el desempleo, la mortalidad infantil, las epidemias, la carestía, los aumentos en el precio del gas butano, de los alimentos, de las tarifas del transporte. Estos son los principales motivos que nos llevan a un sacrificio como este [la huelga de hambre]”, dijo el Fray Sérgio Görgen, líder del Movimiento de Pequeños Agricultores (MPA), uno de los militantes que iniciaron el último martes (31) una huelga de hambre dirigida al Supremo Tribunal Federal exigiendo la libertad del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En entrevista con Radio Brasil de Fato, Görgen señaló la importancia de liberar a Lula para recuperar la democracia en Brasil: “para que no se agudice esta situación, hay que retomar la normalidad democrática, que Lula salga de la cárcel, pues es víctima de un proceso fraudulento, no es culpable de lo que le acusan, es un preso sin crímenes, un perseguido político”, expresó el fray.

El integrante del MPA explicó porqué los diversos movimientos populares de Brasil decidieron tomar la iniciativa: “la huelga de hambre tiene sentido cuando se usaron todos los otros métodos y no se alcanzó el resultado, que es el caso de Brasil. La justicia está bloqueando  las soluciones jurídicas legítimas que podrían y deberían haber sido tomadas”.

También citó ejemplos históricos de huelgas de hambre en defensa de los derechos humanos. “No hay ninguna novedad ni locura, Martin Luther King ya hizo huelga de hambre, estoy en mi quinta huelga de hambre, Jaime Amorim [integrante del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra - MST que participa en la huelga) hizo una huelga de hambre de 11, 12 días, de la cual se logró el asentamiento donde vive hoy. En Brasil, los presos políticos en tiempos de la dictadura militar hicieron una huelga de hambre de 33 días para mejorar las condiciones de la cárcel; Dom Cappio [obispo brasileño] hizo una huelga de hambre para que la transposición del río São Francisco no excluyera a los pobres ni se hiciera sangrar el río más allá de lo que podía ofrecer”.

Para el huelguista, la responsabilidad por el empeoramiento de la crisis en Brasil es del Poder Judicial. “Hoy quienes pueden resolver la situación son los integrantes del Supremo Tribunal Federal, por esta razón la huelga de hambre está dirigida a esta Corte. En caso de que le pase algo a alguno de los huelguistas, los responsables serán los ministros del Supremo que votaron contra el habeas corpus que garantizaba que nadie podría ir a la cárcel hasta que el juicio llegue a su última instancia, y Lula aún puede recurrir la sentencia en dos instancias”.

Edición: Mauro Ramos | Traducción: Luiza Mançano