LUTO

Asesinan a Coordinadora del Movimiento de Afectados por Represas en Brasil

Dilma Ferreira Silva fue asesinada con arma blanca; el movimiento afirma que otros militantes también fueron asesinados

Leia em português | Read in English | Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,

Ouça o áudio:

Dilma Ferreira Silva y la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) / Divulgación/MAB

El Movimiento de Afectados por Represas (MAB por sus siglas en portugués) informó este viernes (22) el asesinato de Dilma Ferreira Silva, coordinadora regional del movimiento en el municipio de Tucuruí, en el estado de Pará [región norte de Brasil]. Según informaciones preliminares divulgadas por la asesoría de prensa, la líder del MAB en Pará habría sido asesinada cuando estaba acompañada de su marido y otros familiares.

“El MAB todavía no sabe el número exacto de personas asesinadas ni el motivo del crimen. (…) Un momento triste para la historia de los afectados por represas que en esta fecha celebran el día internacional del agua”, dice la nota divulgada por el movimiento. “El MAB exige que las autoridades investiguen rápidamente y tomen medidas de seguridad para los afectados por represas en todo el país”.

:: Qué se sabe sobre el asesinato de la líder social Dilma Silva en Pará, Brasil :: 

El 2011 Silva participó en una audiencia con la entonces presidenta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores) y le entregó un documento donde exigía la creación de una política nacional de derechos para los afectados por represas, con un enfoque de género para las mujeres afectadas.

La planta hidroeléctrica de Tucuruí, construida durante la dictadura militar, es la hidroeléctrica nacional más grande del país y está ubicada en el río Tocantins, a 310 km de la capital del estado, Pará. Cerca de 32 mil personas fueron desplazadas de sus casas para la construcción de la represa. Desde entonces, luchan para garantizar sus derechos.

En breve, más informaciones en Brasil de Fato.

Edición: Daniel Giovanaz | Traducción: Luiza Mançano