JUEGO TEATRAL

Supremo Tribunal pospone juicio de habeas corpus y veta libertad provisional de Lula

Recurso que pide inhabilitación de Sérgio Moro en el proceso que condenó al ex-presidente queda para el segundo semestre

Leia em português | Brasil de Fato, en Sao Paulo

,
Cristiano Zanin, advogado de Lula, fala à segunda turma do STF / Foto: Nelson Jr./STF

La segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF) decidió, este martes (25), posponer el juicio del habeas corpus (HC) que pide la inhabilitación del ex juez Sérgio Moro en el proceso en que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado, con la consecuente anulación de la pena. Un pedido de orden preliminar para que se le concediera libertad provisional a Lula mientras la corte no juzga el HC fue rechazado por 3 votos a 2.

Votaron a favor de la medida provisional los magistrados Gilmar Mendes y Ricardo Lewandowski. Votaron en contra Edson Fachin, Celso de Mello y Cármen Lúcia.

El juzgamiento del HC estaba suspendido desde diciembre del año pasado y fue retomado este martes (25), atendiendo un pedido de la defensa de Lula. 

Antes de decidir sobre la liberación del ex presidente, la segunda sala del Supremo se ocupó primero de otro habeas corpus, este cuestionando una decisión anterior del magistrado Félix Fischer, del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Como la decisión de Fischer fue confirmada por el plenario de aquella corte, este HC acabó superado, y la defensa fue derrotada por 4 a 1. Votaron contra el ponente Edson Fachin, acompañado por Gilmar Mendes, Cármen Lúcia y Celso de Mello. Solo Ricardo Lewandowski estuvo a favor de este HC.

El comienzo de la sesión

Apenas comenzó, el magistrado Gilmar Mendes sugirió que se concediese libertad a Lula hasta que se acabe el juicio. Después del debate, el habeas corpus sobre la inhabilitación fue incluido en la agenda. Y, antes de este, fue juzgado otro recurso, en el que se decidió, por mayoría, que el abogado de la defensa Cristiano Zanin, tenía derecho a manifestarse oralmente.

Dos de las solicitudes de Lula fueron incluidas para ser juzgadas por la segunda sala. Primero, el recurso de impugnación de la decisión de Félix Fischer, del Superior Tribunal de Justicia (STJ), que había desestimado un recurso ante dicho Tribunal. Y el segundo, la imparcialidad de Moro.

En su argumentación, Zanin explicó que las dos solicitudes forman parte del llamado "caso triplex". El mencionó escuchas ilegales contra el bufete de abogados que defiende a Lula.

"La defensa era apenas tratada en su aspecto formal. Hoy sabemos que los privilegiados eran los fiscales", dijo el abogado, en referencia a los mensajes revelados.

Como las dos solicitudes se referían al mismo caso, el abogado de Lula dio una explicación general del proceso. Vemos un escenario de violación manifiesta del estado de derecho", dijo Zanin sobre lo que llamó "acción coordinada entre la acusación y el juez".

Zanin también pidió que, si el juicio de las dos solicitudes de habeas corpus no se cerraba hoy, Lula sea liberado hasta que todos los magistrados de la sala voten.

Como votó cada magistrado

En la votación sobre la decisión de Félix Fischer, ministro del STJ, que había negado que la apelación de Lula fuera procesada en esa Corte, el resultado de las votación fue de 4 a 1. Los magistrados Edson Fachin, Gilmar Mendes, Celso de Mello y Cármen Lúcia rechazaron el primer pedido de la defensa de Lula, entendiendo que no hubo ilegalidad en el STJ.

El magistrado Ricardo Lewandowski defendió que la posición de Félix Fischer violó garantías y derechos fundamentales. "El magistrado Félix Fischer no permitió que sus pares escuchasen a la defensa", dice Lewandowski, complementando: "La ofensa está cristalina. Eso es increíble". Incluso con el juzgamiento colectivo del STJ, Lewandowski entendió que ilegalidad permaneció, ya que la defensa no fue escuchada por el STJ.

En el segundo habeas corpus, el más importante, sobre la inhabilitación de Moro, en el que Fachin (ponente) y Cármen Lúcia ya habían votado en contra en diciembre de 2018, hasta el pedido de vistas de Gilmar Mendes, que hoy reforzó la idea de una orden de libertad para Lula mientras la segunda sala no termine el debate.

Mendes afirmó que el tema del habeas corpus tiene que ver con hechos "cuyos desarrollos aún están abiertos", haciendo referencia a los mensajes revelados por el site The Intercept.

Entre sus argumentos, Mendes destacó la gravedad de la escucha telefónica cuyo objetivo fue el bufete de abogados defensores de Lula. El magistrado también citó el voto de Celso de Mello sobre el habeas corpus en otro caso de escucha realizada por Moro. El decano de la Corte declaró a Moro parcial en esa ocasión.

Finalmente, Gilmar Mendes pensó que era más conveniente posponer el juzgamiento definitivo del habeas corpus que pide la inhabilitación de Moro.

En su voto, Edson Fachin abordó los mensajes revelados por The Intercept y afirmó: "No veo, al menos por ahora, razones para cambiar mi voto". El magistrado se posicionó en contra de la propuesta de Gilmar Mendes de garantizar la libertad de Lula mientras la decisión no estuviera finalizada en la sala.

Cuando votó, Lewandowski dijo que era necesario ver si el conjunto de decisiones durante el proceso apuntaban a un sesgo. "La Corte entendió que es posible evaluar la sospecha en el habeas corpus", dice Lewandowski. Se manifestó en contra de posponer el juicio y, si acaso fuera minoritario, adoptaría una posición por la libertad por mandato judicial preliminar para Lula.

Celso de Mello, en su voto, dijo: "Estoy listo para votar, pero veo que hay razones que imposibilitan la continuidad". 

"Mi pronunciamiento no es una anticipación de mi voto sobre el mérito", señaló el decano, que no vio presente criterio para concesión de orden preliminar. En caso de que el juzgamiento fuera pospuesto, Mello indicó estar en contra de la libertad provisional de Lula, alineándose con Edson Fachin.

Cármen Lúcia mantuvo su voto sobre el mérito, contrario al habeas corpus, y rechazó la libertad provisional, resultando en un marcador de 3 a 2 contra Lula.

El juicio definitivo de habeas corpus fue pospuesto para el segundo semestre, probablemente en agosto.

 Lula está preso desde 7 de abril de 2018, en la penitenciaría de la Superintendencia de la Policía Federal, en Curitiba (Foto: Joka Madruga / Agencia PT)

“Lula está sereno, seguro de sí mismo, como siempre ha estado”

En la Vigilia Lula Libre, frente a la sede de la Policía Federal en Curitiba (PR), abogados de defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva evaluaron la votación del pedido de habeas corpus al mismo tiempo que la segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF) estaba reunida. 

“Nosotros, abogados, confiamos en que la Justicia brasileña sabrá reconocer la parcialidad que hay en este juicio, y que la prisión del presidente Lula es injusta”, declaró Emídio de Souza, al mismo tiempo que magistrados del STF definen se concederá o no la liberación de Lula.

Sin querer señalar pasos futuros a la decisión de la Corte, el abogado Luiz Eduardo Greenhalgh dijo que “la expectativa es esperar el resultado del juicio”.

“El presidente Lula está sereno, seguro de sí mismo, como siempre estuvo, preparado para obtener el resultado que vendrá al encuentro de lo que el ha dicho desde el comienzo: ‘Soy inocente, no hay prueba contra mi’”, relató Greenhalgh, que estuvo reunido minutos antes con el ex mandatario. "Lula está con la tranquilidad de los inocentes, de aquellos que quieren la prueba y la verdad de los hechos".

Después de la rápida conferencia de prensa, los abogados se unieron a los demás militantes que se encuentran hace 444 días en vigilia por la liberación del ex presidente.

“Ellos pueden hacer las cosas mal por poco tiempo, pero no pueden hacer todas las cosas mal todo el tiempo. Y es eso lo que queremos, verdad y justicia”, declaró Greenhalgh.

Edición: João Paulo Soares | Traducción: Pilar Troya