FUTURO EN COMÚN

Último debate del BRICS de los Pueblos aborda perspectivas de luchas conjuntas

El último momento de la discusión se centró en el tema del internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos

Leia em português | Read in English | Brasil de Fato, en São Paulo

,
Aleksandr Mironov: "Mientras exista el capitalismo, el fascismo reaparecerá” / Ihsaan Haffejee/New Frame

Después de debates sobre el escenario político internacional actual, el seminario BRICS de los Pueblos se dedicó este martes por la tarde (12) a la necesidad de luchas sociales articuladas en escala global. La mesa “Desafíos del internacionalismo, de la solidaridad y de la integración de los pueblos cerró los paneles de discusiones que compusieron el seminario, realizado en Brasilia.

El sudafricano S'bu Zikode, dirigente de Abhalali baseMjondolo (“habitantes de barracas” en zulú), movimiento que organiza moradores de áreas periféricas del país, señaló la solidaridad política como una salida para el aislamiento que enfrentan las organizaciones populares no vinculadas a gobiernos o Estados, señalando la necesidad de que, además del intercambio de experiencias, las propias luchas deben articularse.

“El internacionalismo puede ser exitoso cuando conseguimos conectar nuestras luchas nacional, regional e internacionalmente. Debemos compartir programas de acción. Tenemos que desarrollar mecanismos sistemáticos de solidaridad”, dijo.

Bhasha Singh, periodista india del Safai Karmashari Andolan, afirmó que la integración de las luchas es una necesidad ante el hecho de que, del otro lado, los adversarios de las organizaciones populares ya lo hacen. Ella mencionó la lucha que ocurre en India contra la limpieza manual de alcantarillas impuesta a sectores sociales considerados inferiores. En su opinión, el contenido de esa discriminación, de carácter racial, se repite de diversas otras formas en otros países.

“En nuestro tiempo, los gobernantes fascistas alrededor del mundo están unidos, se ayudan unos a los otros, los líderes están unidos contra sus propios pueblos. Creo que eso es una gran oportunidad para los pueblos. De consolidar el otro lado. Nosotros, los pueblos del mundo, poniendo un obstáculo a esos líderes”, señaló.

La india defendió también la necesidad de se debatir entre los movimientos la construcción de formales más institucionales de integración internacional, evaluando la hipótesis de reformular la experiencia de las internacionales socialistas, permitiendo la participación de diversos formatos de organización.

Integrante del Partido Comunista de los Trabajadores Rusos, Aleksandr Mironov abordó la cuestión del recrudecimiento de la derecha alrededor del globo, afirmando que, la superación de la extrema derecha, en última instancia, está relacionada con superación del propio capitalismo.

“El fascismo es a una forma extrema de dictadura del gran capital. El fascismo es un efecto constante del capitalismo, sirviendo como una herramienta para aplastar al movimiento popular. Mientras exista el capitalismo, el fascismo reaparecerá”, afirmó.

Mironov señaló como laguna al nivel internacional de las organizaciones populares la ausencia de “unidad estratégica”. En su visión, una de las tareas de la izquierda es equilibrar la diversidad de perspectivas con la necesidad de acciones concretas conjuntas.

“Entiendo que ni todos los movimientos realmente sirven a los intereses de los pueblos. Lo que precisamos son criterios claros para separar organizaciones realmente representativas de los intereses populares de otras”, propone.

Nalu Faria, de la Marcha Mundial de las Mujeres, afirmó ser un imperativo, en ese sentido, la construcción de un modelo basado en mayorías, sin el desprecio de las especificidades que atraviesan esas amplias composiciones.

“Cualquier acción que tenga como eje la cuestión antiimperialista, tiene que conectar esa dimensión con las ansias de la mayoría de la población. Tenemos que incorporar la lucha de la juventud, de los negros, de los pueblos indígenas, de las mujeres. No como lista de reivindicaciones, sino como un proyecto que desmantele todas las formas de opresión y explotación”, señaló.

Al final de los debates, se leyó el documento con la síntesis de las discusiones y propuestas. Se entregó el documento a parlamentarios brasileños y deberá ser enviado a las embajadas de los otros países que componen los BRICS.

Edición: Rodrigo Chagas | Traducción: Pilar Troya