Presos Políticos

Campaña internacional por la libertad de los presos políticos por la reforma agraria

Sin pruebas y de forma irregular, tres militantes de la lucha por la tierra están presos en el estado de Goiás

Brasília (DF)

,
Foto: Reproducción / Acceda a información sobre la campaña via Facebook

Recientemente fue lanzada la “Campaña Internacional por la Libertad de los Presos de la Reforma Agraria en el estado de Goiás”, que está siendo coordinada por el Comité Goiano de Derechos Humanos Dom Tomás Balduíno. El movimiento tiene el objetivo de movilizar más actores que puedan presionar al poder Ejecutivo y al poder Judicial a conceder la libertad a los tres militantes de la causa agraria que se encuentran presos.

Los movimientos y entidades vinculadas a la campaña que caracterizan la situación como un caso de prisión política, especialmente porque el Estado tiene tradición de conflictos agrarios, con fuerte actuación del agronegocio.

La Campaña propone que las personas envíen manifestación por email específicamente a miembros del Gobierno del Estado de Goiás, del Tribunal de Justicia del Estado (TJ-GO) y del Superior Tribunal de Justicia (STJ) para pedir la libertad a los presos. Para eso, el movimiento sugiere un texto-padrón que está disponible en este link, donde también se puede acceder a todos los detalles de cómo participar. El material está disponible en portugués, ingles, francés y español.

Esta es una causa que precisa de visibilidad porque la lucha agraria es legítima y no puede ser criminalizada. Contamos con la participación de las personas”, dijo Ângela Cristina, que actúa en la coordinación del Comité como representate de la Secretaria Municipal de Derechos Humanos de Goiânia, capital de Goiás.

Criado en junio de este año, en contexto del aumento de la violencia contra los movimientos populares, el Comité reúne 75 organizaciones del campo y de la ciudad, envolviendo ONGs, colectivos de derechos humanos de diversas instituciones, pastorales sociales, investigadores y núcleos de universidades, iglesias, centrales sindicales, partidos de izquierda, entre otras actividades.

Es fundamental envolver a la sociedad en este debate, hasta para que haya una concientización sobre el retroceso que estamos viviendo en relación a las causas populares. Las personas precisan ver que el retroceso está descaradamente puesto a través de ejemplos concretos como este que ocurrió en Goiás”, dijo Frei Fernandes Alves, miembro de la coordinación del Comité, destacando que las prisiones tienen carácter político-jurídico.

Entienda el caso

El día 14 de abril, los pequeños agricultores Luiz Batista Borges, Diessyka Santana y Natalino de Jesus, del campamento Padre Josimo (GO), tuvieron orden de prisión expedidos por tres jueces de comarcas del interior de Goiás.

La Justicia también expidió la orden contra el geógrafo José Valdir Misnervicz, conocido incondicionalmente por la militancia en defensa de la reforma agraria. Él fue preso el día 31 de mayo. Actualmente, Luiz y Valdir siguen presos, y los otros dos militantes fueron exiliados por el movimiento, como forma de protección. Todos ellos son objeto de un proceso judicial que, con base en la Ley n.º 12.850/2013, busca encuadrar al MST como organización criminal.

Tenemos clareza que ese caso es la explícita criminalización del MST. (…) a pesar de ser operada por jueces de comarcas locales, esa iniciativa está claramente articulada por el Poder Ejecutivo y por el Judicial de estado de Goiás, respondiendo a la presión del agronegocio, que estaba incomodado con el crecimiento del MST en el estado en los últimos tres años”, afirma Luiz Zarreff, de la coordinación del MST en Goiás. El número de familias acampadas en el estado saltó de 600 en 2013 para 6.500 este año.

Entre otros casos, los abogados del movimiento argumentan que no hay motivos técnicos que justifiquen la prisión preventiva de los militantes.

El tercer militante, Lázaro Pereira da Luz, fue preso el día 15 de junio en Itapaci, en el interior de Goiás. Él no es militante del MST, pero también actúa en la lucha por la tierra.

Traducción: María Julia Giménez