MOVILIZACIÓN

Crece la adhesión a la huelga general contra la reforma de las Pensiones en Brasil

Diversas categorías se reunirán el próximo lunes (19) para realizar una paralización nacional contra la reforma de Temer

Brasil de Fato, en la ciudad de São Paulo

,
Más categorías adhirieron a la paralización y a las manifestaciones contra la reforma de las Pensiones / Adonis Guerra/SMABC

De norte a sur de Brasil, el próximo lunes (19) tendrán lugar asambleas y manifestaciones debido a la posibilidad de votación de la reforma de las Pensiones.

La paralización ocurrirá en esta fecha Independientemente del día en que el presidente de la Cámara del país, Rodrigo Maia, del Partido Demócratas (DEM), inicie la votación de la propuesta.

Tras 15 meses de discusión y cerca de 10 postergaciones, el plazo límite impuesto por el gobierno de Michel Temer para aprobar la reforma es febrero. El gobierno parecía tener sólido apoyo, pero tras las dos denuncias contra Temer por parte de la Fiscalía General de la República y por ser año electoral, difícilmente se alcanzarán los 308 votos necesarios para aprobar la reforma.

Las manifestaciones del día 19 desempeñan un papel clave, pues tienen el objetivo de presionar a los diputados en el momento de la votación.

En el estado de São Paulo, trabajadores y trabajadoras de diversas categorías harán huelga de brazos caídos en la capital, en el litoral y en el interior del estado. Entre las categorías están los conductores de autobuses, conductores del metro, empleados bancarios y profesores de la red pública. Por la tarde habrá una manifestación en la Avenida Paulista, uno de los principales centros financieros de la ciudad São Paulo. También habrá manifestaciones y acciones en Rio de Janeiro.

En la región Nordeste, acontecerán actividades en Bahia, con paralización de los trabajadores petroleros, trabajadores del transporte, empleados públicos y metalúrgicos, entre otras categorías, y en Sergipe, la huelga tendrá amplia adhesión de los empleados públicos.

En la región sur del país también habrá manifestaciones en diversos municipios de Santa Catarina y en la ciudad de Porto Alegre, en Rio Grande do Sul.

En la capital del país, Brasília, las acciones acontecerán durante todo el día y culminarán en una acción unificada entre los sindicatos y los movimientos populares.

El proyecto de la reforma de las Pensiones presentado por el gobierno exigiría la contribución del trabajador al Instituto Nacional del Seguro Social (INSS) por 25 años como mínimo para la jubilación por edad. Para la jubilación por tiempo de contribución, se exigiría 40 años de contribución, además de la edad mínima de 65 años para hombres y mujeres. Es decir, muchos trabajadores efectivamente contribuirán por un largo período sin obtener compensación tras la disminución de su capacidad laboral por edad.

-

Lea la noticia en portugués.

Edición: Mauro Ramos | Traducción: Luiza Mançano