DÍA DE LA CONCIENCIA NEGRA

Más médicos en Brasil: "Presionar la salida de médicos cubanos es una acción racista"

Ana Marta Santos, exsupervisora del PMM, afirma que el 70% de usuarios del sistema público de salud son negros/as

Leia em português | Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,
Ana Marta impartiendo una clase en la Recepción de Médicos seleccionados en Cuba para el Programa Más Médicos en Brasil, en febrero de 2017 / Archivo personal

El futuro gobierno de Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), enfrenta críticas por la presión que incentivó la salida de profesionales cubanos que actuaban en el programa Más Médicos. La retirada de médicos fue anunciada por Cuba el miércoles, 14 de noviembre, tras el gobierno del país caribeño considerar la decisión de Bolsonaro de cambiar los términos y condiciones de cooperación en la iniciativa como “amenazadora y despreciativa”. Sin embargo, una cuestión de que se habla poco es el perfil de las personas que se quedarán sin atención debido al vacío producido con la salida de 8.469 médicos que actúan principalmente en las regiones periféricas del país.

Para la ex supervisora del programa Más Médicos (PMM) en Rio de Janeiro, Ana Marta da Silva Santos, se puede considerar la acción del gobierno de Bolsonaro una acción racista, pues impactará mayoritariamente la vida de la población negra del país.

“¿Quiénes son los más vulnerables y que sin duda se van a quedar sin asistencia? Será la mayoría negra, la madre de diez hijos en una comunidad, la madre que convive con el narcotráfico por un lado y el paramilitarismo por el otro, la abuela que cuida a sus nietos y no pudo garantizar que ellos tuviesen un camino de formación y superación, y/o ya perdió algunos de ellos para el Estado genocida, que asesina a negros, pobres y periféricos. Se puede ver que hay una construcción de desasistir a los que siempre fueron desfavorecidos en la población brasileña: la comunidad negra, el pueblo que desde Brasil colonial se quedó con las migajas. En la salud, sucede lo mismo”, afirmó en una entrevista con Brasil de Fato.

Para Santos, el intento de sustituir los médicos cubanos con médicos brasileños, la solución que busca el Ministerio de Salud, es inviable. Según el órgano oficial, será lanzada una convocatoria para cubrir los puestos de trabajo de los médicos cubanos este martes, 20 de noviembre.

“Jamás afirmaría que no va a funcionar, porque me gustaría que funcionara. Por la vida de los hermanos y hermanas negros/as que viven allí y necesitan asistencia, aliviar sus dolores físicos y emocionales. Pero desgraciadamente el número de [médicos] brasileños no será suficiente. Aunque si todos los médicos brasileños ocupáramos las plazas vacantes, nos íbamos a quedar enfermos, porque tendríamos que trabajar en dos o tres ciudades, sin dormir o comer, trabajar 24 horas por día”, lamentó.

Mujer negra nacida en Bahía, en la región nordeste de Brasil, Ana Marta vivió en Cuba por siete años, donde estudió medicina. Tras su graduación, regresó a Brasil, donde trabajó en la gestión de salud en Bahia y se especializó en medicina familiar. Revalidó su título en la Universidad de Paraíba (UFPB, por sus siglas en portugués), donde hizo su residencia de médica. Trabajó en la supervisión del programa Más Médicos en Rio de Janeiro entre 2015 y 2017, donde recepcionó a los médicos cubanos que vinieron a Brasil y realizó la tutoría del programa. Investigadora de salud de la población y sobre profesionales afrodescendientes, señala que la recepción de los cubanos, en los años que actuaron en Brasil, también representa lo que es racismo institucional.

“La estructura social en Cuba es muy distinta. Blancos y negros en la carrera de medicina es algo muy natural. Acá sabemos quienes son los privilegiados, que están en las universidades, donde las facultades de medicina forman a los hijos de las élites. Entonces al encontrarse con una gran cantidad de médicos negros, los trataron como trataron el primer grupo [que llegó al país]. En Fortaleza [capital de Ceará] les gritaron ‘mono’, dijeron a una médica que se parecía a una empleada doméstica. Todo ello porque los médicos cubanos se parecen al pueblo cubano, así como los médicos negros brasileños nos parecemos al pueblo brasileño”, afirmó.

En un informe divulgado en 2014 por el Laboratorio de Análisis Económicos, Históricos, Sociales y Estadísticos de la Universidad de Rio de Janeiro (UFRJ) demostró que solo un 17,6% de los médicos del país se declaran negros. Por su vez, los datos de la Secretaría Especial de Promoción de la Igualdad Racial de la Presidencia de la República, vinculada al Ministerio de Derechos Humanos - en riesgo de extinción en el gobierno de Bolsonaro -, demuestran que el 70% de los usuarios del Sistema Único de Salud (SUS), el sistema público de salud en Brasil, se declaran negros.

 

Edición: Katarine Flor | Traducción: Luiza Mançano