OLVIDO

Bolsonaro pretende celebrar golpe militar de 1964

La decisión ocurre 55 años después del golpe que sumió al país suramericano en una dictadura que duró hasta 1985

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un militar retirado, se dispone a conmemorar el golpe de 1964 / teleSUR

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un militar retirado, ordenó realizar una conmemoración para celebrar el golpe de Estado contra el gobierno de Joao Goulart, perpetrado el 31 de marzo de 1964 y que tuvo la complicidad de Estados Unidos (EE.UU.).

El portavoz del Gobierno de Bolsonaro, Otávio Rego de Barros, señaló que el mandatario instruyó al Ministerio de Defensa a realizar “las conmemoraciones adecuadas en relación al 31 de marzo de 1964”.

La fecha fue incluida en la orden del día de las Fuerzas Armadas “y cada comandante decidirá cómo se debe hacer (la conmemoración)”, escribió en Twitter Joice Hasselman, una de las dirigentes del partido del presidente en la Cámara de Diputados.

Para Bolsonaro, lo que ocurrió el 31 de marzo de 1964 no fue un golpe militar, sino una movilización de sectores sociales junto con los militares, ha dicho el vocero presidencial.

El experto belga Eric Toussaint, en un artículo publicado en el sitio de la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI), afirmó que en 1964 los militares brasileños golpistas contaron con el “apoyo activo” de EE.UU, del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Reveló que en abril de 2014, la organización no gubernamental estadounidense National Security Archive (NSA) publicó “una impresionante serie de documentos oficiales desclasificados que demuestran la complicidad de Washington con el ejército brasileño que derrocó al régimen democrático de Goulart”.

En tanto, el Ministerio Público Federal brasileño advirtió el martes en un comunicado que Bolsonaro podría cometer un delito por “festejar un régimen inconstitucional y responsable de graves crímenes de violación a los Derechos Humanos”.

Edición: teleSUR