BRASIL

Convocan actos pro-Bolsonaro con reclamos difusos y división entre sus partidarios

La jornada tendrá lugar el próximo domingo (26); principales grupos de la derecha organizada no participarán

Leia em português | Read in English | Brasil de Fato | São Paulo (SP)

,

Ouça o áudio:

Bolsonaro había decidido participar de los actos pero dio marcha atrás en su decisión / Foto: Marcelo Camargo/Agencia Brasil

Partidarios del mandatario brasileño Jair Bolsonaro organizan un acto en apoyo al gobierno para el próximo domingo, 26 de mayo. Las manifestaciones pro-Bolsonaro tendrán lugar a menos de dos semanas de las masivas protestas contra los recortes en la educación y en el marco de una convocatoria de huelga general contra el gobierno para el próximo 14 de junio.

Inicialmente, los blancos de los militantes ultraderechistas que organizan el acto serían la Corte Suprema de Brasil y el Congreso Nacional que según ellos impiden poner en marcha los proyectos de Bolsonaro y deberían sufrir una intervención.

El Movimiento Brasil Libre y el movimiento "Ven a la calle", que están entre los principales grupos derechistas en el país, no participarán de las protestas y afirman que la convocatoria de los actos fue realizada por el “núcleo duro” de los partidarios de Bolsonaro, incluso su "gurú" Olavo de Carvalho y su hijo, el concejal Carlos Bolsonaro.

Sin embargo, la convocatoria generó una división en la derecha brasileña y la falta de adhesión preocupa a sus organizadores.

En consecuencia, optaron por ampliar sus reivindicaciones y ahora exigen la aprobación de la reforma de las Pensiones, del Paquete Anticrimen presentado por el ministro de Justicia Sergio Moro y de la Medida Provisional 870, que propone una reforma administrativa.

Para Lincoln Secco, profesor de historia contemporánea en la Universidad de São Paulo (USP) y especialista en movimientos populares, hay motivos para creer que habrá una baja adhesión a las protestas como la falta de apoyo explícito por parte de los medios de comunicación hegemónicos, especialmente la Red Globo.

La falta de adhesión puede comprometer aún más al gobierno derechista que ya enfrenta dificultades para aprobar sus proyectos y una baja popularidad en los primeros cinco meses. Debido a las incertezas, sectores vinculados al bolsonarismo y la base del gobierno dividen posiciones.

El partido de Bolsonaro - Partido Social Liberal - liberó a sus afiliados para que decidan si participarán de las manifestaciones, pero sin garantizar un apoyo institucional. El presidente del partido, Luciano Bivar, criticó la movilización.

“Fuimos electos democráticamente, institucionalmente. No hay crisis ética, ni crisis moral, estamos resolviendo los problemas de las reformas, entonces no tiene sentido manifestarse”, afirmó.

Janaina Paschoal, la diputada estadual más votada en la historia del país, amenazó abandonar el partido por considerar que “las manifestaciones no son razonables”.

Ningún partido que forma parte del gobierno adhirió a la convocatoria, lo que pone al gobierno en una situación embarazosa.

El último lunes (20), el Club Militar, entidad que reúne agentes de las Fuerzas Armadas, hizo un llamamiento a sus 60 mil socios para que salgan a las calles para apoyar “al gobierno federal en la implementación de reformas necesarias a la gobernabilidad”.

En cambio, el general Santos Cruz, secretario de gobierno de Bolsonaro, declaró al diario Folha de S. Paulo que “no es el mejor momento para manifestaciones”.

La mayoría de los empresarios brasileños tampoco ha participado de la convocatoria, a excepción de Luciano Hang, dueño de la cadena de tiendas Havan, conocido por su pintoresco estilo y señalado como uno de los financiadores de la difusión masiva de noticias falsas durante la campaña electoral.

Por su parte, una de las principales categorías partidarias del gobierno, los gremios de camioneros, también dividen posiciones. Algunos líderes camioneros, a través de whatsapp, convocaron a participar de los actos y defender al gobierno.

Por otro lado, la Confederación Nacional de Trabajadores en Transportes y Logísticas (CNTTL) que representa a más de 700 mil camioneros en el país, no participará en los actos pro-Bolsonaro.

Edición: Aline Carrijo | Traducción: Luiza Mançano