BRASIL

Coalición Negra Por Derechos debate participación política en encuentro internacional

Debate que cerró el evento este sábado (30), en São Paulo, colocó la política institucional en el centro de la discusión

Leia em português | Brasil de Fato

,
La mesa estuvo compuesta por Vilma Reis, Sandra Maria, Maurice Mitchell, Edson França, Dulce Pereira, Monica Oliveira y Rose Torquato / Nara Lacerda

“Si no miramos al poder, nunca vamos a poner temas en la agenda pública. ¡Para hacerlo hay que tener pluma, hay que tener votos!”. Con esa frase, el vicepresidente nacional de la UNEGRO, Edson França, abrió la última mesa del I Encuentro Internacional de la Coalición Negra por Derechos.

A partir del tema “Disputa del poder institucional e incidencia política”, el debate alertó sobre la necesidad de que la representación política de la comunidad negra sea tema prioritario y proceso continuo.

La activista del colectivo Luiza Mahin, Vilma Reis, que este año lanzó su precandidatura a la alcaldía para las elecciones municipales de Salvador (estado de Bahia) en 2020, también estuvo presente en la mesa e hizo una exposición incisiva, en la cual demostró que el desarrollo pleno de Brasil pasa necesariamente por la inclusión política de la población negra.

“No es posible desarrollarse dejando 110 millones atrás.  Brasil no anda sin nosotros”, afirmó. Vilma hizo además un llamado a la militancia de izquierda: “la izquierda blanca tiene que dejar de pasar vergüenza porque no mira en ninguno de nosotros la posibilidad de gobernar (…) ¡Que los blancos antirracistas cumplan su papel en la historia!”, defendió la militante.

Ella resaltó también que las disputas municipales del próximo año necesitan representar avances en el número de candidaturas de personas negras y en la articulación con el electorado, principalmente.

“Si queremos derrotar al horror que se instaló en Brasilia, necesitamos comenzar por las ciudades. (…) ¿Cómo, en 2019, alguien puede pasar de largo del terror racial que asola este país?”, cuestionó.

El encuentro reunió también a Dulce Pereira (Movimiento Negro Unificado MNU - MG), Maurice Mitchell (Working Families Party - USA), Rose Torquato (Agentes de Pastoral Negros APN - RJ), Sandra Maria (Coord. Nacional de Articulación de Comunidades Negras Rurales Quilombolas CONAQ-MG) y Mônica Oliveira (Articulación Negra de Pernambuco - PE).

Mónica Oliveira reclamó conocimiento y articulación de los gestores públicos para atender a la comunidad negra que hoy representa casi el 60% de la población brasileña. “El grado de sofisticación del racismo en este país no nos permite dudas sobre la lucha”, dijo.

La necesidad de estrategias de convivencia y diálogo dentro de la diversidad de los movimientos negros en Brasil orientó el discurso de Dulce Pereira, del MNU. Ella resaltó la importancia del ejercicio cotidiano de movilización y organización, inclusive en temas globales, como medio ambiente e infancia.

“Las fuerzas que defienden un mundo de control y de poder tienen armas poderosas y esas armas están en acción. Hay un falso pacto por Occidente que nos barre de la historia. Personas como nosotros son indeseables (…) saben que nuestra fragmentación es poderosa”, argumentó.

Maurice Mitchell, del Working Families Party, organización que actúa en los Estados Unidos, defendió un pacto que supere barreras continentales. “Las contradicciones, actualmente, son resueltas por el capital y por el mercado y no por nosotros. Corporaciones blancas lucran con nuestra lucha. ¿Cómo podemos tener certeza de que nosotros vamos a tomar ese lugar?”, cuestionó.

Afirmó además que es necesario no solo garantizar rostros negros en la política, sino también temas de la población negra. “¿Qué política nos une? No podemos ser diluidos en este proceso. Necesitamos tener certeza de la agenda y evaluar nuestras plataformas. Necesitamos solidaridad y resistencia negra global, porque el fascismo ya está organizado globalmente.”

La Coalición Negra Por Derechos está formada por más de 100 organizaciones de todo Brasil y promueve articulaciones políticas en el Congreso Nacional y en foros internacionales.

Edición: Luiza Mançano | Traducción: Pilar Troya