2ª ola en brasil

Sin camas en hospitales públicos, Manaos improvisa tratamiento contra covid en casas

"Las personas están con miedo de necesitar internación porque no hay camas", relata moradora

Traducción: Pilar Troya

Brasil de Fato | Belém (PA) |
Del 3 al 9 de enero se registraron 344 fallecimientos en Amazonas, más del doble de la semana anterior cuando se contabilizaron 152 - Michael Dantas/AFP

La segunda ola de covid-19 en el estado del Amazonas presenta números alarmantes. Datos del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) señalan que tanto el número de muertes como el de nuevos contagios más que se duplicaron las últimas semanas. Brasil de Fato coversó con moradores de la capital, Manaos, que narraron un escenario que mezcla miedo, indignación y revuelta.

Continua após publicidade

"Están faltando camas, está faltando oxígeno, principalmente en los casos en que las personas necesitan ser entubadas", relata la asistente administrativa Lilian Gato, de 34 años.

Continua após publicidade

Lilian se contagió por el nuevo coronavirus y tuvo síntomas leves. Actualmente ella tiene dos amigas en estado grave. Una está en observación en el Hospital 28 de agosto, en Manaos, y la otra tiene un cilindro de oxígeno en casa, donde está haciendo el tratamiento.

Continua após publicidade

"Vemos que la enfermedad se esparció de una manera que no existe más grupo de riesgo. No existen personas blanco de la enfermedad. Todos somos blanco", dice ella. 

Continua após publicidade

Tratamiento en casa

Gato afirma que la falta de camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y las condiciones dos hospitales han llevado a intentos desesperados por "llevar el tratamiento de hospital al interior de sus residencias".

"Lo que vemos aquí en Manaos es que aumentó mucho el número de cilindros alquilados y vendidos, así como el oxímetro en grupos de WhatsApp y la búsqueda es muy grande, porque las personas están con miedo de ser internadas, porque no hay espacio. Están buscando alternativas dentro de su propia casa", relata.

Lea también: Manaos tiene record de internaciones con covid-19 y está al borde del colapso

El boletín del CONASS divulgado a las 18h de este jueves (14), contabiliza 5.920 óbitos y 223.360 casos de la enfermedad en el estado. La semana del 3 a 9 de enero se registraron 344 defunciones, siendo que la semana anterior, del 27 de diciembre al 2 de enero, se contabilizadas 152 muertes.

El alza también se puede observar en el número de nuevos casos de la enfermedad. Entre el 3 y el 9 de enero hubo 11.129 nuevas personas infectadas y, la semana anterior -27 de diciembre a 2 de enero- fueron 5.930. Menos de la mitad.

Un funcionario de una Unidad Básica de Salud (UBS) de Manaos conversó en sigilo con Brasil de Fato sobre la situación en el hospital en que trabaja. Para que el no sufra retaliaciones por las denuncias narradas a este reportaje, su identidad fue preservada.

Cuenta que, a pesar del esfuerzo incesante de médicos y profesionales de enfermería, es imposible atender la demanda de enfermos. En el hospital donde trabaja, así como en otros de la ciudad, la atención se tornó exclusiva a pacientes contagiados de covid-19.

"Los médicos no quieren atender pacientes con otras enfermedades por miedo de contagiar a las personas que buscan la unidad", relata.

Lea también: Manaos no abrirá escuelas para la realización del ENEM: "No es viable", dice secretario

La UBS donde trabaja tiene capacidad para 23 internaciones y está actualmente con 40. Además de la sala de emergencia, las salas de observación, servicio social y odontología fueron adaptadas para internación de pacientes con covid-19.

"Todo el hospital se convirtió en un local de emergencia. Sólo atendemos personas entubadas, las personas llegan allá y hay una lista. Cuando muere alguien ya se coloca otra persona en la cama. Es una cosa muy preocupante, terrible", dice.

En la evaluación del funcionario, el momento vivido actualmente en el estado es mucho peor que la primera ola y las autoridades no se prepararon para este momento.

"Sabíamos que habría una segunda ola. Todo mundo comentaba 'cuando venga la otra ola va a ser terrible', pero el gobierno no se preparó. Tal vez ellos creían que no iba a pasar nada más, pero la cosa vino mucho peor. Tenemos hasta médico infectado con covid atendiendo".

Lea también: Justicia suspende realización del ENEM en Amazonas, donde la pandemia se viene agravando

El miércoles (13), la UBS Nilton Lins inició la atención de pacientes con covid-19, como "parte del paquete de medidas implementadas por la Alcaldía de Manaos para enfrentar el creciente número de nuevos casos y quejas de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus en la ciudad", según la asesoría de comunicación de la alcaldía.

En total, la Secretaria Municipal de Salud tiene 17 Unidades Básicas de Salud (UBS), una clínica de la familia y tres UBS móviles haciendo la atención exclusiva a pacientes con síntomas de covid-19 o de síndromes gripales.

"Entre las medidas para contener el avance del virus y el agravamiento de la enfermedad en pacientes ya contagiados, la alcaldía deberá, también, realizar la contratación temporal de más profesionales de salud", dice nota de prensa divulgada este miércoles (13).

Incluso con la abertura del Hospital de Nilton Lins, con 80 camas de UTI, el trabajador de la UBS que conversó con o Brasil de Fato en condición de anonimato considera que la situación debe empeorar en los próximos días. "Las camas van a ayudar, pero no van a suplir la necesidad. La cosa está terrible", enfatiza.

"Está empeorando cada día y va a empeorar aún más. La única solución es esperar que la vacuna funcione. La salvación es la vacuna, porque si no viene la vacuna va a ser un exterminio total", concluye.

El 6 de enero, la alcaldía de Manaos anunció medidas -por un período de 15 días- para contener el avance de la pandemia. Entre ellas, la prohibición del funcionamiento de casas de shows, fiestas, reuniones públicas, aniversarios, matrimonios, entre otros.

El día 7 de enero se instaló en Manaos un Gabinete de Crisis para enfrentar la covid-19, con el objetivo de coordinar acciones integradas entre los gobiernos municipal y estadual.

Edición: Leandro Melito