GOLPISMO EN BRASIL

Finaliza esta semana la comisión que investiga los actos golpistas del 8 de enero

El informe final se presentará el martes 17 y se votará el miércoles 18

Traducción: Isabela Gaia

Brasil de Fato | São Paulo (SP, Brasil) |
La CPMI investiga los actos delictivos del 8 de enero en Brasilia. - Geraldo Magela/Agência Senado

La Comisión Parlamentaria Mixta de Investigación (CPMI) que investiga los actos delictivos llevados a cabo en Brasilia (DF) el 8 de enero de este año llega a su fin esta semana. El informe se presentado por la senadora Eliziane Gama (Partido Social Democrático - Maranhão) este martes 17 y votado por sus colegas el miércoles 18.  

Continua após publicidade

La oposición anunciará un voto independiente sobre el documento, una decisión alternativa a la de la relatora. Sin embargo, la posición de este grupo solo se aceptará si se rechaza el voto de la relatora, lo que es poco probable que ocurra. El presidente Arthur Maia (União Brasil - Bahia) también anunció que se espera una solicitud de revisión, que finalizará a las 9 horas del miércoles. Ese día, los parlamentarios votarán si aprueban o no el documento.  

:: El informe de la CPMI del 8 de enero será leído y votado los días 17 y 18 de octubre ::

Se espera que el informe contenga una sugerencia para responsabilizar legalmente a las autoridades y líderes que apoyaron al expresidente Jair Bolsonaro por atacar las instituciones democráticas del país, como el proceso electoral. Estos ataques fueron considerados elementos importantes para construir un terreno fértil para el asalto golpista del 8 de enero. Además, es probable que el informe sugiera la imputación de quienes se omitieron o actuaron favoreciendo las acciones de Bolsonaro que culminaron con la invasión y vandalismo de los edificios de los Tres Poderes en Brasilia.  

Recordemos los momentos clave de la CPMI: 

Torres contradijo información de ABIN 

El ex secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal y ex ministro de Justicia Anderson Torres contradijo al exsubdirector de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), Saulo Moura da Cunha, en declaraciones a la CPMI el 8 de agosto. 

Torres afirmó a la comisión que no había recibido ninguna alerta sobre el riesgo de que partidarios de Bolsonaro cometieran actos golpistas. Sin embargo, el 1 de agosto, Cunha confirmó haber enviado alertas sobre la gravedad de los actos golpistas del 8 de enero a las autoridades responsables de la seguridad de las manifestaciones.  

El envío se realizó a través de un grupo de WhatsApp, donde había representantes de 48 organismos, entre ellos la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, a cargo de Anderson Torres. Además de miembros del departamento, participaron representantes de la asesoría de inteligencia del Ministerio de Defensa, de los centros de inteligencia de las tres Fuerzas Armadas, de la Secretaría de Operaciones Integradas (SEOPI) del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal. En el grupo también estaba Jader Silva Santos, quien en ese momento era subdirector de la Coordinación de Evaluación de Riesgos del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI).


Anderson Torres en la CPMI del 8 de enero. / Bruno Spada/Câmara dos Deputados

"Me fui de vacaciones con mi familia a Estados Unidos el día 6 por la noche, después de aprobar el PAI [Plan de Apoyo Integrado] y enviarlo a todos los implicados. No recibí ninguna información sobre la posibilidad de actos violentos el día 8. Este viaje fue planeado con anticipación y los boletos se compraron el 21 de noviembre", dijo Torres a la CPMI. "Informé al gobernador sobre mi viaje y a Fernando de Sousa Oliveira de que se encargaría de la secretaría en mi ausencia. Si hubiera recibido alguna alerta o informe de inteligencia que indicara un riesgo inminente, no habría viajado." 

La relatora de la comisión, la senadora Eliziane Gama, subrayó que los servicios de inteligencia presentaron alertas a las que tuvo acceso la secretaria de Anderson Torres, pero "no se hizo nada". "Usted salió del país dos días antes y entre el 2 y el 8 de enero se enviaron varias alertas. Saulo, desde ABIN, confirmó que esto ocurrió en los grupos. Usted participó en estos grupos, incluido el grupo de difusión, que también recibió estas alertas. Usted sale del país como Secretario de Seguridad Pública del DF, responsable de la acción abierta en relación a la Praça dos Três Poderes, a través de la Policía Militar del DF", dijo Gama. 

General Augusto Heleno se salió de sus casillas durante la CPMI  

El exministro del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) del gobierno de Jair Bolsonaro, general Augusto Heleno, se enfadó con la relatora de la comisión, durante su testimonio, el 26 de septiembre. Heleno mostró falta de control cuando la senadora Eliziane Gama le preguntó si consideraba que hubo fraude en las elecciones de 2022. Heleno lo negó diciendo que "ya hay un nuevo presidente de la República" y que no podía decir que hubo fraude. A lo que la senadora contestó que él había entonces "cambiado de opinión". "Ella dice las cosas que piensa que está [sic] en mi cabeza. C*, ¡qué bronca me da! ¡La p* que los parió!", se enojó el exministro de Bolsonaro. 

En otro momento del testimonio, Heleno afirmó que el exedecán de Bolsonaro, Mauro Cid, no participó de reuniones con el entonces presidente de la República y los comandantes de las Fuerzas Armadas. Fue en una de estas reuniones que, según filtraciones del testimonio de Cid, Bolsonaro consultó a los jefes de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea si lo apoyarían en un documento golpista.


Heleno declaró a la CPMI el 26 de septiembre. / Geraldo Magela/Agência Senado

"El teniente coronel Mauro Cid no participaba en las reuniones, era edecán del presidente de la República. La figura del edecán no entra a una reunión de comandantes de la Fuerza y ​​participa en la reunión. Esto es una fantasía. Lo mismo pasa con el acuerdo de delación premiada, o no premiada, de Mauro Cid... Están presentando fragmentos de esa declaración y me parece muy extraño, porque la declaración aún es confidencial, nadie sabe lo que dijo Cid", dijo el general. 

La afirmación de Heleno, sin embargo, fue desmentida por los internautas. El perfil "Desmentindo Bolsonaro" en la red social X (ex Twitter) mostró una foto publicada por la comunicación oficial del palacio presidencial que muestra una reunión de Bolsonaro, entonces presidente, con los jefes de las Fuerzas Armadas. En la imagen figuran el propio Heleno y Mauro Cid. 

Las revelaciones del hacker de Araraquara, Walter Delgatti Neto 

En su declaración a la CPMI, el 17 de agosto, el hacker Walter Delgatti Neto afirmó que el ex ministro de Defensa Paulo Sérgio Nogueira de Oliveira facilitó su acceso a la sede del ministerio, en Brasilia, y a empleados especializados en tecnologías de la información para intentar crear un código fuente falso para las urnas electrónicas con el fin de manipular el resultado de las elecciones presidenciales de 2022. 

El puente entre Paulo Sérgio Nogueira y Walter Delgatti Neto lo habría tendido el propio expresidente Jair Bolsonaro luego de una reunión en el Palacio de Alvorada, el 10 de agosto del año pasado. En ese momento, según el hacker, estaban presentes Bolsonaro, la diputada federal Carla Zambelli (Partido Liberal - São Paulo), el exedecán Mauro Cid y el asesor presidencial Marcelo Câmara.   

"La conversación fue muy técnica hasta que el presidente me dijo: 'No entiendo la parte técnica, te voy a enviar al Ministerio de Defensa, a través del general Marcelo Câmara, y allí les explicas', a pesar de que Marcelo Câmara se resistiera a llevarlo, afirmó Walter Delgatti Neto.  

"Me dijo que yo estaría salvando a Brasil. Esta conversación evolucionó y llegó a la parte técnica. Recibí una garantía de protección, recibiría un indulto del presidente. Con las medidas cautelares que me prohibían acceder a internet se me ofreció este indulto".


Walter Delgatti Netto compareció ante la Comisión Parlamentaria Mixta de Investigación (CPMI) destinada a investigar los actos golpistas del 8 de enero. / Marcos Oliveira / Agência Senado

El hacker Walter Delgatti Neto también afirmó que, por mediación de Carla Zambelli, Jair Bolsonaro le pidió hacerse cargo de una escucha telefónica realizada contra el magistrado Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal (STF). "El presidente me contactó usando un celular aparentemente nuevo, con un chip insertado en ese momento. Habían obtenido una escucha telefónica del magistrado Alexandre de Moraes que había registrado conversaciones comprometedoras, y necesitaban que yo asumiera la responsabilidad de esa escucha", dijo. 

"Esa escucha telefónica sería suficiente para actuar contra el magistrado y rehacer las elecciones. Acepté asumirla porque era una propuesta del presidente de la República. Luego Carla Zambelli dijo que sería necesario invadir algunos sistemas de Justicia para demostrar la fragilidad de los sistemas, a pedido de Bolsonaro", dijo Delgatti.   

Fue en ese momento cuando el hacker insertó en el Banco Nacional de Monitoreo de Arrestos del Consejo Nacional de Justicia (CNJ) los permisos de liberación y una orden de aprehensión contra el magistrado del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes. Las invasiones al sistema del banco se realizaron entre el 4 y el 6 de enero, días antes de los actos que culminaron con el asalto y la depredación de los edificios de los Tres Poderes, en Brasilia.  

Según Delgatti, Zambelli solicitó que, si no lograba invadir las urnas electrónicas, el hacker buscara "diálogos comprometedores" que involucraran a Alexandre de Moraes. En respuesta, Delgatti habría manifestado que sería posible insertar una orden de aprehensión contra el ministro en el sistema del CNJ.        

Walter Delgatti Neto llama "delincuente" a Sergio Moro  

El testimonio de Delgatti, uno de los más emblemáticos de la CPMI, también estuvo marcado por un intercambio de críticas con el senador Sergio Moro (União Brasil - Paraná). El hacker calificó al parlamentario de "delincuente habitual" después de que el exjuez de Curitiba señalara un proceso judicial contra Delgatti.  

El hacker fue el responsable de filtrar mensajes intercambiados entre miembros de la Operación Lava Jato, como el entonces fiscal Deltan Dallagnol y Sergio Moro. Los mensajes difundidos revelaron una colaboración conjunta entre los fiscales y Moro en los casos que involucran al expresidente Lula (Partido de los Trabajadores). El contenido jugó un rol crucial en los procesos llevados a cabo por el Supremo Tribunal Federal (STF), que resultaron en la declaración de la sospecha de Moro en las condenas de Lula.   

Tweet: "El hacker Walter Delgatti Netto, respondiendo al senador Sergio Moro (União Brasil-PR), dijo que había tenido acceso a los mensajes privados de Moro y que el senador era un 'delincuente habitual'".

Durante el testimonio, el exjuez citó condenas contra el hacker por el delito de malversación de fondos, presuntamente cometido en Araraquara (SP). "Le recuerdo que fui víctima de una persecución en Araraquara, comparable a la persecución que Su Excelencia llevó a cabo contra el presidente Lula y miembros del PT", respondió el hacker a Moro. 

"Leí la parte privada y puedo decir que usted es un delincuente habitual, cometió varias irregularidades y delitos", añadió. Advertido por el presidente de la CPMI, diputado Arthur Maia (União Brasil - Bahia), por los términos utilizados, Delgatti pidió "excusas", una expresión frecuentemente utilizada por Moro.   

"Bandido... Lo siento, Sr. Walter, usted fue el que fue arrestado. Ha sido condenado. ¿Es usted tan inocente como el presidente Lula?", preguntó el senador. "Si no le arrestaron fue porque usted recurrió a la prerrogativa de foro por función", respondió el hacker.    

Sergio Moro afirmó posteriormente que Walter Delgatti había hackeado las aplicaciones de mensajería de más de 170 personas, entre ellas políticos como los senadores Cid Gomes (Partido Democrático Laboral - Ceará) y Davi Alcolumbre (União Brasil - Amapá) y los diputados Baleia Rossi (Movimiento Democrático Brasileño - São Paulo) y Flávio Bolsonaro (Partido Liberal- io de Janeiro). "De hecho, llegué a sus conversaciones con el entonces fiscal Dallagnol y esas conversaciones fueron avaladas por el STF y se utilizan hasta el día de hoy para anular condenas de personas inocentes", afirmó Delgatti poco después de la información aportada por Moro.   

La declaración de la agente de la Policía Militar atacada por bolsonaristas

La cabo de la Policía Militar del Distrito Federal (PMDF) Marcela da Silva Morais Pinno denunció que fue atacada con barras de hierro y piedras por partidarios de Bolsonaro durante los actos golpistas del 8 de enero, en Brasilia, en su declaración del 12 de septiembre. 

"Luego de que me empujaran desde una altura de tres metros y me encontraba en el suelo, mientras unos me daban patadas y me golpeaban en la cabeza con una barra de hierro, otros intentaron quitarme la pistola. Alrededor de seis hombres me estaban atacando. Si no fuera por mis compañeros de trabajo, seguramente no estaría aquí", dijo Pinno.


Cabo de la Policía Militar del Distrito Federal (PMDF), Marcela da Silva Morais Pinno. / Edilson Rodrigues/Agência Senado

"Nunca había visto algo tan agresivo como esto. En esa proporción, jamás. Hicieron uso de los materiales que tenían a mano. Usaron mástiles de banderas, arrojaron vallas de hierro, arrojaron las piedras portuguesas [del pavimento], además de cócteles molotov”.  

La agente también dijo que la actuación de los golpistas contra la policía fue "evidente". "Estaban dispuestos a hacer cualquier cosa, incluso atentar contra nuestras vidas, como se hizo. En ese sentido, ya no eran manifestantes. Eran vándalos por el nivel de violencia y todo lo que pasó. Se notaba que estaban organizados. Había manifestantes que estaban al frente, que tenían guantes para poder recoger granadas, por ejemplo. Usaron máscaras para cubrirse la cara. De esta manera, estaban organizados. Probablemente fueron guiados", declaró.   

G. Dias culpó a la PMDF de los actos golpistas 

En su declaración a la CPMI, el 31 de agosto, el ex ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), Marco Edson Gonçalves Dias, conocido como G. Dias, afirmó que el bloqueo de la Policía Militar del Distrito Federal (PMDF) en La Explanada de los Ministerios, el 8 de enero, era "extremadamente permeable". 

El general en retiro dijo que la corporación no cumplió estrictamente con la planificación de seguridad en el lugar, a pesar de ser responsable. "Vi cómo se rompía fácilmente el último bloqueo de la Policía Militar antes de que los vándalos llegaran al Planalto. Esto no pudo haber sucedido. Solo sucedió porque el bloqueo de la Policía Militar era extremadamente permeable." 


El ex ministro jefe del GSI, Gonçalves Dias, declaró a la CPMI el 31 de agosto. / Bruno Spada/Câmara dos Deputados

Presuntamente, la corporación no había cumplido el Protocolo de Apoyo Integrado (PAI), elaborado por la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSP/DF). El documento, que preveía un aumento en el número de efectivos de la Policía Militar, fue elaborado el 6 de enero en una reunión en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal con el objetivo de desarrollar el Plan de Apoyo Integrado (PAI). Su objetivo era utilizar la Policía Militar del DF para contener posibles ataques. 

El PAI ordenó a bloquear y revisar a los participantes de la manifestación en las inmediaciones de Buraco do Tatu, en la zona de la estación de autobuses de la región del Plano Piloto del DF. Esto ocurriría en el punto donde el Eje Monumental deja de ser un recorrido exclusivo asociado a los órganos de poder de Brasilia, pasando a ser la Explanada de los Ministerios y, luego, culminando en la Plaza de los Tres Poderes.  

"Los manifestantes rompieron el cordón policial e impidieron les revisaran. Después de eso, debería haber habido un bloqueo total que impidiera el acceso a la Alameda de las Banderas y a la Plaza de los Tres Poderes, y al parecer no existió, o fue tenue e insignificante", dijo G. Dias. "En la avenida frente al Palacio, la resistencia de la PMDF fue vencida. A partir de ahí empezaron a actuar como si estuvieran coordinados y actuaron como si fueran a rodear el Palacio".

Edición: Nadini Lopes e Rodrigo Durão Coelho