Visita oficial

'Nadie va a prohibir que Brasil perfeccione su relación con China', afirma Lula en visita a Xi

El presidente brasileño se reunió con Xi Jinping y defendió el vínculo entre los países; se firmaron 40 nuevas alianzas

Traducción: Isabela Gaia

São Paulo (SP, Brasil) |
Lula y Xi Jinping en Beijing, China. - Ken Ishii / AFP

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, está en China y se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, este viernes 14. El encuentro tuvo lugar en el Gran Palacio del Pueblo, sede del gobierno chino. En el evento, el gobierno brasileño anunció la firma de 15 nuevos acuerdos con China. En total, cuarenta nuevas alianzas fueron firmadas durante la visita de la delegación brasileña al país asiático. 

Continua após publicidade

La esperada reunión entre los dos jefes de Estado incluyó la firma de acuerdos en las áreas de ciencia y tecnología, comunicación, agronegocio y otras. También se celebraron acuerdos entre empresas de ambos países. Según proyecciones del Ministerio de Hacienda, los convenios firmados pueden sumar alrededor de R$ 50 mil millones en inversiones.

Tweet: "¡Buenos días, Brasil! Acabo de firmar acuerdos con el Presidente Xi Jinping entre nuestros países para avanzar en áreas como las energías renovables, la industria automotriz; el agronegocio, las líneas de crédito verde, las tecnologías de la información, la salud y la infraestructura."

En el ámbito gubernamental, fueron establecidos mecanismos para el intercambio de información electrónica sobre certificados sanitarios internacionales para la exportación de productos de origen animal; el intercambio de experiencias sobre políticas de combate al hambre; una asociación entre la Administración Espacial Nacional de China (CNSA) y la Agencia Espacial Brasileña (AEB); una alianza para la "cooperación televisiva" y las agencias de comunicación pública de ambos países; entre otros puntos.

Lea también: En China, Lula dice que NBD puede convertirse en el 'banco del Sur Global' y critica la hegemonía del dólar

Brasil y China continuarán su alianza aeroespacial con el lanzamiento de un nuevo satélite del programa CBERS (Satélite Chino-Brasileño de Recursos Terrestres, en traducción libre del inglés). CBERS-6 tendrá como objetivo monitorear la Amazonía y promete acompañar el estado de la deforestación en la región. También en este sentido, los dos países firmaron una declaración conjunta sobre el cambio climático.

Tweet: "El Presidente Lula (PT) está en China y se reunió el viernes (14) con su homólogo chino, Xi Jinping. El encuentro era esperado en todo el mundo, dada la importancia económica y geopolítica de ambos países. Vea algunos registros de la llegada de Lula."

En el ámbito privado, se establecieron los siguientes acuerdos: se realizará un estudio de viabilidad financiera y técnica de proyectos de energías renovables (offshore, solar, hidrógeno azul y verde) en Porto do Açu, en Río de Janeiro; Seara prometió comprar 280 camiones eléctricos de JAC Motors; el Banco de China prometió crédito para las exportaciones de JBS; Suzano firmó un acuerdo con COSCO para construir 5 barcos para el transporte de celulosa; Banco BOCOM BBM anunció su adhesión a CIPS (China Interbank Payment System), que es la alternativa china al Swift; entre otros.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, estos acuerdos se suman a los anunciados durante el Seminario Económico Brasil-China, el 29 de marzo, totalizando más de 40 nuevas alianzas.

Durante el encuentro con Lula, el presidente chino destacó que ambos países "tienen intereses comunes", son "mercados emergentes importantes" y pueden avanzar hacia un "nuevo paradigma de desarrollo".

"Fue con su atención y apoyo [de Lula] que la relación entre China y Brasil pudo dar un gran salto adelante", dijo Xi.

Cambio climático

Brasil y China también emitieron una declaración conjunta sobre cómo abordar el cambio climático. Durante las conversaciones, los mandatarios reconocieron que el cambio climático representa "uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo" y que enfrentar esta crisis "contribuye a construir un futuro compartido de prosperidad equitativa y común para la humanidad.

Lula y Xi Jinping sostienen que los países desarrollados "tienen una responsabilidad histórica por las emisiones de gases de efecto invernadero y deben tomar la iniciativa en la expansión de las acciones climáticas" y argumentan que depende de ellos "el financiamiento climático, respetando el derecho al desarrollo y el espacio político de los países en desarrollo".

Los países también decidieron establecer un Subcomité de Medio Ambiente y Cambio Climático bajo el Comité de Coordinación y Cooperación de Alto Nivel China-Brasil (COSBAN). COSBAN es el principal mecanismo de diálogo regular entre Brasil y China y cuenta con diez subcomités temáticos: Política; Económico-Comercial y Cooperación; Económico-Financiero; Industria, Tecnologías de la Información y la Comunicación; Agricultura; Asuntos Sanitarios y Fitosanitarios; Energía y Minería; Ciencia, Tecnología e Innovación; Espacial; y Cultura y Turismo.

Edición: Nicolau Soares e Flávia Chacon