GESTIÓN

Con más de 87% de las camas ocupadas, São Paulo debe colapsar "pronto", dice médico

El médico infectólogo Marcos Boulos considera que la curva de contaminación en el Estado está cerca del pico

Brasil de Fato | São Paulo |
El gobierno de São Paulo informa que la proporción de defunciones de pacientes con menos de 60 años aumentó 18 veces en un mes - Rovena Rosa / Abr

El Estado de São Paulo es el epicentro de la pandemia de covid-19 Brasil: contabiliza 2.627 defunciones y 31.772 casos de contaminación, conforme datos de la Secretaria Estadual de Salud de São Paulo, de este domingo (3).

Las informaciones también dan cuenta de que la tasa de ocupación de las camas de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), región metropolitana de la capital, disminuyó ligeramente con relación al sábado (2): de 87,5% a 87,1%. En todo el Estado, el índice está en 66,2%. 

De acuerdo con el médico infectologista Marcos Boulos, aunque se haya dado una pequeña disminución, la tasa de ocupación de los hospitales está aumentando y debe llegar al límite rápidamente.

“Eso va a suceder, porque el número en términos absolutos continúa aumentando bastante. Probablemente colapsaremos en términos de falta de camas de UCI, principalmente. Eso va a suceder y no debe demorar mucho”, afirma Boulos. 

Este lunes (4), son 9.100 pacientes internados, de los cuales 3.534 en UCI y 5.589 en enfermería. El gobierno de São Paulo informa que la proporción de defunciones de pacientes con menos de 60 años aumentó 18 veces en un mes. Del total de muertes, 693 tenían menos de 60 años.

Respecto a la tasa de aislamiento referente al domingo (3), la capital registró 58%. En el Estado, ese índice fue de 56% a 59% entre el sábado y el domingo.

Boulos afirma que, incluso con algunos municipios debajo de lo ideal, que es 50%, la tasa no está mal, pero podría “estar mucho mejor si las personas respetaran el aislamiento por más tiempo. El abandono en los últimos tiempos hizo que aumentara el número de casos en hospitales”. 

En rueda de prensa realizada este lunes (4), el gobernador de São Paulo João Doria (PSDB) afirmó que si no fuera por las medidas de restricción a la convivencia social, “tendríamos muchos más casos, cerca de 26 mil muertes apenas en São Paulo”. 

“No hemos tenido buenos números, pero continuamos confiando y pedimos a la población del Estado de São Paulo que protejan sus vidas y se queden en casa. No quieran reproducir en São Paulo las escenas dramáticas que vimos en la capital de Amazonas, en Manaos, con el colapso de la salud, no obstante todo el esfuerzo del alcalde”, afirmó el gobernador en la rueda de prensa. 

Ante los datos, aunque es difícil estimar minuciosamente cuando se dará el pico del número de casos y defunciones por la enfermedad, el médico infectólogo Marcos Boulos considera que São Paulo no está lejos de ese momento. “Estamos hablando de que está disminuyendo el porcentaje relativo de aumento. Pero claro que, mientras, aún está aumentando, está aumentando cada vez más el número absoluto”, afirma el médico. 

Con relación a otros estados, São Paulo presenta la regresión de la curva más significativa. Inmediatamente cuando comienza la epidemia, se registran pocos casos, que, a lo largo del tempo, van aumentando hasta que se de una gran concentración en medio del brote para después disminuir al final.

En São Paulo, más que en otros estados, esa concentración de casos se ha extendido a lo largo del tempo. “La curva se está achatando más rápido aquí en São Paulo que en otros estados. Pero como tenemos mucha más población y la enfermedad comenzó aquí, entonces tenemos muchos más casos aquí que en otros estados.”

¿Que han hecho los gobiernos estadual y municipal de São Paulo?

El alcalde Bruno Covas (PSDB) sancionó la Ley 17.340, el viernes último (1º), que establece un conjunto de medidas de protección de la salud pública y de asistencia social que buscan el combate al coronavirus. Entre las medidas está la autorización para requerir al Servicio Unico de Salud (SUS) correspondiente al municipio camas hospitalarias de la red privada.

La posibilidad ya estaba prevista en el artículo 5º e inciso 25 de la Constitución Federal, cuyo contenido establece que, “en el caso de inminente peligro público, la autoridad competente podrá usar de propiedad particular, asegurando al propietario indemnización ulterior, si hubiera daño”.

En São Paulo, hay 247 hospitales privados. De estos, 140 tienen un total de 255 camas, los otros 107 tienen 3.970 camas, que son los hospitales de gran tamaño y con los cuales la alcaldía ha priorizado los tratamientos.

“Con dos de ellos, ya firmamos contrato para poner a disposición camas de UCI, el Hospital de la Cruz Roja y el Hospital de UNISA. Entonces eso ya se está haciendo en la ciudad de São Paulo vía contrato, pagado al precio público de R$ 2.100 (US$ 377) por día y por cama, pagado por la Alcaldía de São Paulo”, informó el alcalde Covas durante la rueda de prensa de este lunes.

El objetivo es utilizar 20% de las camas de la red privada, cerca de 800 camas. Del Hospital de la Cruz Roja, son 20 unidades de UCI y 40 de enfermería, y de UNISA son 60 camas de enfermería.

La ley también autoriza que se pongan a disposición las camas de hoteles para profesionales de la salud, moradores en situación de calle y mujeres víctimas de violencia; y la reserva de la primera hora de apertura de los establecimientos para la atención a personas de más de 60 años.

Durante la rueda de prensa, gobernador y alcalde anunciaron el redireccionamiento de R$ 300 millones (US$ 54 millones) del Fondo Municipal de Saneamiento Ambiental e Infraestructura (FMSAI) para el combate al coronavirus. Ya existía una autorización de la Cámara de Concejales, pero todavía faltaba una autorización del gobierno de São Paulo, que es quien es dueño de la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de São Paulo (SABESP), que está obligada a pasar los recursos al fondo. 

A partir de este lunes, el alcalde Bruno Covas volvió obligatorio el uso de máscarillas en el transporte público. La decisión fue absorbida por la decisión del gobernador Doria de volver obligatorio el uso de máscarillas en el Estado de São Paulo, que pasa a regir a partir del 7 de mayo.

La regulación sobre fiscalización y eventuales castigos está a cargo de las alcaldías. Covas afirmó que, hasta hoy 5 de mayo, la regulación para la ciudad paulistana debe ser publicada.

“Es una obligación, pero estoy seguro de que ustedes, ciudadanas y ciudadanos, tendrán la responsabilidad; al usar a su máscarilla y recomendar que otros miembros de su familia también utilicen máscarilla, ustedes estarán defendiendo su vida, la vida de sus familiares, amigos y vecinos”, afirmó João Doria.

Algunas vías de la ciudad de São Paulo también fueron cerradas a partir de este lunes a fin de ampliar el aislamiento social, durante el horario pico, de las 7h a las 9h, como las avenidas Moreira Guimarães, Santos Dumont, del Estado, Radial Leste y Francisco Morato.

En 26 estaciones de tren y de metro se instalarán cabinas de higienización.

Edición: Leandro Melito